Castilla y León
Castilla y León
0

Entregamos cerca de 80.000 firmas en la Consejería de Sanidad en apoyo al sistema de salud público

Un grupo de activistas de Amnistía Internacional Castilla y León hemos registrado miles de firmas recogidas a nivel nacional para exigir más recursos para la sanidad pública y para la protección del personal sanitario tras la crisis de la COVID-19.

El pasado martes 30 de junio, un grupo de activistas de Amnistía internacional hizo efectiva la entrega, en la Consejería de Sanidad de Castilla y León, de casi 80.000 firmas recogidas a nivel nacional en apoyo la campaña #ProtegeAlPersonalSanitario, sumándose así a la entrega que también se llevó a cabo en otras comunidades autónomas. Una campaña que nació con la irrupción del coronavirus y por la que se exige a las autoridades sanitarias autonómicas y estatales más recursos para la atención primaria, más materiales de protección para el personal sanitario, así como información desglosada de datos de contagios, fallecimientos y pruebas de detección realizadas a los profesionales sanitarios.

“Nos da miedo que se está dando por hecho que ya hemos pasado lo más grave y que vamos a convivir con el virus. Pero nadie sabe lo que va a pasar en otoño, si va a haber nuevos brotes, mutaciones, etc.. Ahora toca dotar de recursos a la atención primaria y hay que prepararse a medio plazo”. Estas palabras son repetidas entre médicas, médicos, enfermeras y profesionales de la atención primaria a quienes, sin duda, debemos nuestra salud. Han trabajado sin descanso y siguen haciéndolo en primera línea para curar a la ciudadanía, sin embargo su seguridad no está garantizada. 

En estos meses, más de 51.000 profesionales de la salud se han contagiado, de ellas, el 76,5% son mujeres. Y, al menos, 63 han muerto, quienes, según las organizaciones de profesionales, la mayoría trabajaba en atención primaria. Pero tres meses después, las autoridades no han identificado quiénes son, ni qué puestos ocupaban, ni en qué centros trabajaban. Unos datos que son esenciales para prevenir el contagio en siguientes fases de la pandemia.

Ante la crisis económica generada por la COVID-19, “es imprescindible que no repitamos los errores de la crisis de 2008: no hagamos políticas de austeridad que arruinan la vida de miles de personas, especialmente las más vulnerables”, señaló Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España, en su comparecencia del pasado 12 de junio en grupo de trabajo Unión Europea de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados. “Tenemos la oportunidad de salir de esta crisis de manera unida, protegiendo a las personas, en lugar de revivir escenas del pasado como los recortes en sanidad, el aumento de desahucios, de la pobreza y la desigualdad. Para ello, no nos cansaremos de repetirlo: los derechos humanos deben estar en el centro”, añade.

La ciberacción de la campaña #ProtegeAlPersonalSanitario sigue recogiendo firmas para exigir el cumplimiento de los derechos de quienes trabajan en primera línea. ¿Te unes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code