Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana
0

¿VALE EL HUMOR PARA REFLEJAR LA TRAGEDIA DE LOS REFUGIADOS?

¿VALE EL HUMOR PARA REFLEJAR LA TRAGEDIA DE LOS REFUGIADOS?   En la película “De la India a París en un armario de Ikea” (“The Extraordinaty Journey of The Fakir”, 2018) Ken Scott propone una comedia basada en la novela de Romain Puértolas (2013) que ha escrito el guion junto a Luc Bossi y que […]

¿VALE EL HUMOR PARA REFLEJAR LA TRAGEDIA DE LOS REFUGIADOS?

 

En la película “De la India a París en un armario de Ikea” (“The Extraordinaty Journey of The Fakir”, 2018) Ken Scott propone una comedia basada en la novela de Romain Puértolas (2013) que ha escrito el guion junto a Luc Bossi y que pretende diversión a la par que reflexión sin huir de la crudeza de la realidad, considerando el humor como un arma eficaz para enfrentarse a las dificultades de la vida. Tal es su pretensión. Puértolas ha trabajado como inspector de policía en la Dirección General de Extranjería francesa en una oficina que desmantelaba las redes de inmigración ilegal y falsedad documental contra los jefes de mafias. Anteriormente trabajó en AENA, como limpiador de tragaperras, como profesor, traductor e intérprete.

La idea de tratar la inmigración en su novela se basaba en su trabajo en extranjería intentando, explica[1], “meterse en la mente de un clandestino” pasando desde el lado de la policía al lado de la clandestinidad y tratándolo, asevera, de forma “poética”. Habla de la transformación del personaje del faquir, a quien califica de “persona pésima, malísimo, amoral notalmente” – un chaval que, ciertamente, robaba a los turistas en India para poder sobrevivir y tener algo de comer y ayudar a su madre soltera (con lo que ello significa en India) que ganaba la vida lavando sábanas de hoteles -. Puértolas explica que evoluciona a una persona “buena”, luchando en la vida. Puértolas se pone como ejemplo de “perseverancia” pues tras ocho novelas rechazadas ha alcanzado el éxito con la presente.

El tratamiento cinematográfico es un tipo de fábula en la que ni siquiera falta una alusión al milagro de la multiplicación de los panes y los peces, esta vez en forma de fajos de billetes de euro.

La intolerancia, la indiferencia de Occidente ante el grave problema de los refugiados que los aparca sin resolver los impedimentos burocráticos, la piratería somalí, los refugiados atrapados en Libia … incluso la terrible vida de las mujeres en India en condiciones de trabajo esclavo y los niños que se ven obligados a delinquir desde sus chabolas.

Cuesta sonreír – incluso por las alusiones a las películas de Bollywood – cuando se sabe que la vida de esas gentes es mucho más infernal de lo que podamos imaginar desde nuestra acomodada vida occidental.

¿Se adecua el tono de comedia a la terrible realidad de las poblaciones refugiadas?

Es el que ha elegido el director, que ha pretendido endulzar lo que no admite azúcar ofreciendo un mensaje de fraternidad frente a las crudas realidades de la inmigración y la pobreza[1], “un mensaje de tolerancia y multiculturalismo pero le pierden las formas”[2].

Un cuento optimista que se pretende “mágico”: si deseas algo fervientemente lo conseguirás, como en el sueño americano, que “no es sólo falso sino también perverso. Lleva implícito que si la cosa no funciona, la culpa es tuya [aunque] Desde el primer momento te lo dejan muy claro: Esto es un cuento, y como tal te lo has de tomar.”[3]

De verdad: la comicidad para relatar la tragedia de la inmigración deja mucho que desear …

 

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

 

[1] https://www.lavanguardia.com/cine/20190511/462152495374/de-la-india-a-paris-en-un-armario-ikea.html

Consultado 21-5-2019.

[2] https://www.elperiodico.com/es/ocio-y-cultura/20190509/critica-cine-de-la-india-paris-armario-ikea-torpeza–bienintencionada-7445058

Consultado 21-5-2019.

[3] https://cinefilosfrustrados.com/critica-de-de-india-paris-armario-de-ikea-2019cuentame-cuento/

Consultado 21-5-2019.

[1] http://scoremusica.blogspot.com/2019/05/de-la-india-paris-en-un-armario-de-ikea_26.html

Consultado 21-5-2019.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *