Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana
0

COMERCIO ILEGAL DE ARMAS. LA LUCHA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL

COMERCIO ILEGAL DE ARMAS. LA LUCHA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL   Alrededor del 60 % de las violaciones de los derechos humanos sobre las que trabaja Amnistía Internacional se cometen con armas ligeras. 850 millones de ellas circulan por el mundo y se fabrican ocho millones más. España es el séptimo país exportador. El comercio de […]

COMERCIO ILEGAL DE ARMAS. LA LUCHA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL

 

Alrededor del 60 % de las violaciones de los derechos humanos sobre las que trabaja Amnistía Internacional se cometen con armas ligeras. 850 millones de ellas circulan por el mundo y se fabrican ocho millones más. España es el séptimo país exportador.

El comercio de armas es muy lucrativo y poco controlado; en 17 países del mundo, soldados menores de edad son utilizados por diversos agentes para el comercio ilegal de armas.

Amnistía Internacional ha luchado mucho para para que haya una regulación internacional y tiene una premisa: no más armas para cometer atrocidades. Nuestros esfuerzos se están centrando en pedir al Gobierno Español que deje de exportar armas a Arabia Saudí, país que lidera la coalición que en este momento está llevando a cabo una guerra en Yemen.

En este contexto, dentro del Ciclo de Cine de AI Valencia, el martes 11 de junio se ha proyectado en La Nau la película “600 millas” de Gabriel Ripstein, México, 2015[1]. Tras la proyección, y para hablar del comercio de armas ha venido una experta en el tema, Isabel Mendoza, portavoz del Equipo de Comercio de Armas del Secretariado Estatal de Amnistía Internacional España e integrante de la campaña “Armas bajo control”[2]. Ha participado en diferentes eventos y mesas redondas sobre el comercio de armas y sus diferentes tratados y legislaciones. Durante cuatro años formó parte del equipo de Fuerzas de Seguridad de Amnistía Internacional. Actualmente forma parte también del equipo de Formación y activismo de Amnistía Internacional y del equipo de “Incidencia y participación social” de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Isabel Mendoza con su disertación nos ha permitido tener una visión muy clara de la realidad del comercio ilegal de armas. Es difícil para el común de los mortales entender todo lo que subyace tras este comercio si no es explicado por una persona experta en la materia. Las noticias a este respecto no nos llegan como son en realidad, suelen ser sesgadas pero Isabel ha expuesto con una claridad meridiana el porqué y las circunstancias de este terrible problema que, por desgracia, continúa produciéndose sin cesar.

A continuación se presenta un resumen de la charla de Isabel Mendoza, que incluye en su redacción las respuestas a algunas preguntas que se le efectuaron durante el coloquio.

El Tratado de Comercio de Armas[3]se promulgó el 24/12/2014 y los países que lo han firmado no deben autorizar la transferencia de armas no convencionales a aquellos países que infrinjan los Derechos Humanos. Sólo con existir indicios de ello debería ser suficiente para que el envío no se produjese. No obstante, es difícil el control, porque no se controlan las fronteras y porque hay corrupción y se hacen certificaciones fraudulentas. Además, se produce el llamado “comercio hormiga”, en el que pocas personas, sin autorización, compran armas para pasarlas a gente sin documentación. Compran en pequeñas cantidades y las van pasando a las maras[4]o a organizaciones criminales de ese tipo y así, poco a poco, van introduciéndolas en diversos países, como por ejemplo Colombia, Honduras, Guatemala, El Salvador. Lo más terrible del caso es que, en este comercio ilegal y muy violento de armas, están implicados menores.

EEUU sí firmó el Tratado, pero no lo ha ratificado y no lo cumple. Si el Tratado se cumpliera siempre el control estaría garantizado, porque es una herramienta muy poderosa y todos los años, en la convención anual, se deben presentar cuentas del número de armas que se han vendido y a qué países los cuales, a su vez, han de firmar el certificado de verificación de entrega para asegurar que las armas han llegado a su destino final. Por lo tanto, todos los países firmantes del Tratado han de evaluar los riesgos del país al que se envían.

Un dato importante es que ciertos fabricantes de armas saben que en algunos países en guerra se utilizan niños, y niñas, no lo olvidemos, y por ello fabrican armas más pequeñas y ligeras con el fin de que sean más manejables en sus manos. Con el agravante para las niñas que además sirven de esclavas, objeto sexual, etc.

Otra argucia que se emplea para no cumplir el Tratado es fabricar y enviar las piezas que forman las armas por separado, por caminos distintos, para  acabar convergiendo en un país determinado donde se montan, estando así disponibles para su uso.

En España tenemos nuestra propia Ley, muy rígida, con su regla de oro: no enviar a países que estén conculcando los Derechos Humanos pero ¿se cumple esta ley? Depende de la relación amistosa o no que se tenga con un país determinado, y hay que puntualizar que sí se cometen irregularidades, anteponiéndose en ocasiones la excusa del mantenimiento de los puestos de trabajo de las empresas implicadas en la fabricación de armas, frente a las guerras y muertes que se deriven del comercio ilegal de armas. España ha aumentado un 400% la exportación de armas a Arabia Saudí, con unas ganancias de 1.115 millones de euros desde que se inició la guerra del Yemen. Se sabe de forma palmaria que Arabia y la Coalición de Países implicados en la guerra del Yemen, conculcan los Derechos Humanos, bloquean a la población de este país y a personas originarias de otros que se encuentran allí, como puedan ser, por ejemplo, ciudadanos de Siria. Se les impide el desplazamiento, manteniéndoles en Yemen como si de un gran campo de concentración se tratara.

Isabel Mendoza finalizó su excelente charla expresando su deseo de que España cumpla la legislación y que la lucha de Amnistía Internacional consiga sus objetivos: que no se exporten armas ilegalmente, que haya control parlamentario y que se acabe con la Ley de Secretos Oficiales, porque es un parapeto tras el que se pueden esconder oscuras maniobras.

 

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

 

[1] 600 millas (2015) – https://www.filmaffinity.com/es/film703891.html

Consultado 13-6-2019

[2] www.oxfamintermon.org/

Consultado 13-6-2019

[3]El tratado sobre el comercio de armas”. Cátedra Paz, Seguridad y Defensa.

catedrapsyd.unizar.es/archivos/…/el_tratado_sobre_el_comercio_de_armas.pdf

Consultado 13-6-2019

[4] https://www.abc.es/internacional/abci-maras-terror-expulsa-centroamericanos-201810210259_noticia.html

Consultado 13-6-2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *