Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

VERDAD O POSVERDAD. YO ACUSO Poco importa que en España el “affaire Dreyfus” no tuviera la enorme repercusión social y política que tuvo en Francia cuando, en 1894, el capitán francés Alfred Dreyfus, un joven oficial judío, fue acusado y condenado de traición por espiar para Alemania. Cualquier espectador de la película de Polansky “El […]

VERDAD O POSVERDAD. YO ACUSO

Poco importa que en España el “affaire Dreyfus” no tuviera la enorme repercusión social y política que tuvo en Francia cuando, en 1894, el capitán francés Alfred Dreyfus, un joven oficial judío, fue acusado y condenado de traición por espiar para Alemania. Cualquier espectador de la película de Polansky “El oficial y el espía”[1] se plantea qué tiene más fuerza si la verdad o su distorsión deliberada con el fin de influir en la opinión pública apelando a las emociones y de conseguir crear actitudes modeladas por la propaganda política. Es decir ¿qué es decisivo: la verdad o la posverdad? ¿La realidad o el conspiracionismo?

Una viñeta del New Yorker puso en evidencia con gran ingenio la visión diametralmente opuesta de la información: “Este ha sido el pronóstico meteorológico demócrata, a continuación, veremos el pronóstico republicano.[2]

En la época de Dreyfus solo los Estados y los periódicos tenían en exclusiva la capacidad de creación y difusión de noticias falsas. Actualmente se puede diseminar cualquier noticia con tal facilidad que sus repercusiones son insospechadas sobre todo por la pereza mental de tantos receptores de información tóxica, por la desinformación, que aprovecha todos sus sesgos beneficiándose “de una confusión entre hechos y opiniones: la verdad es lo que se percibe como verdad”[3].

“La verdad —entendida como coincidencia entre una proposición y los hechos— solo tiene, a diferencia de la posverdad, una única presentación”[4] pero qué fácil es dejarse llevar por la noticia que viene “avalada” por el torrente informativo tan veloz y accesible.

Y ¿quiénes son los que padecen en mayor medida las consecuencias?

Evidentemente los más vulnerables, los más desprotegidos, los que menos importan para el poder mediático.

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

Emma Sopeña Balordi

Imagen de Arek Socha en Pixabay

Enlaces relacionados consultados 18/1/20

https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2020/01/06/bulos-y-derechos-humanos/

https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2020/01/06/bulos-y-derechos-humanos/

https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2019/07/23/los-derechos-ante-la-vigilancia-masiva-en-internet/

https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2019/07/18/xenofobia-y-redes-sociales/

https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2019/07/04/estereotipo-prejuicio-discriminacion/

[1] 2019 “J’accuse”. https://www.filmaffinity.com/es/film269157.html

Émile Zona lanzó en el diario L´Aurore, el 13 de enero de 1898, un alegato en favor del capitán Alfred Dreyfus, en forma de carta abierta al presidente de Francia Félix Faure por el que Fue juzgado y condenado, y debió enfrentar el exilio.

[2] https://www.letraslibres.com/espana-mexico/politica/10-apuntes-sobre-la-posverdad

[3] https://www.letraslibres.com/espana-mexico/politica/10-apuntes-sobre-la-posverdad

[4] https://elpais.com/elpais/2018/03/16/opinion/1521221740_078721.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code