Madrid
Madrid

Si el cine constituye una formidable herramienta para dar testimonio y denunciar vulneraciones de derechos humanos, la película Techo y comida. ¿Y a ti quién te rescata?, del cineasta Juan Miguel del Castillo, quizá sea uno de los mejores ejemplos recientes de estas posibilidades que ofrece el séptimo arte.

Si el cine constituye una formidable herramienta para dar testimonio y denunciar vulneraciones de derechos humanos, la película Techo y comida. ¿Y a ti quién te rescata?, del cineasta Juan Miguel del Castillo, quizá sea uno de los mejores ejemplos recientes de estas posibilidades que ofrece el séptimo arte. Esta fue la razón que llevó al Grupo local de Vallecas de Amnistía Internacional (AI) a programarla en el último cinefórum organizado por el grupo el pasado 1 de diciembre en el Centro Cultural Paco Rabal, en el que se abordó la problemática del derecho a la vivienda y el impacto de los desahucios de las viviendas de alquiler.

Con Techo y comida. ¿Y a ti quién te rescata?, su director propone al espectador una mirada dura pero contenida al drama de los desahucios en la piel de una madre y su hijo. En la obra, a Rocío, madre soltera y sin trabajo, apenas le da para comer. Temiendo perder la tutela de Adrián, su hijo de 8 años, intenta aparentar una vida normal. Pero la situación empeora cuando el propietario de la vivienda, agobiado también por las deudas, los denuncia por no pagar el alquiler.

Más de 90 personas asistieron al cinefórum, que contó con la participación de Ludmila y Diego, dos activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Vallecas. Tras la proyección, los espectadores tuvieron la oportunidad de charlar con ellos y conocer la situación actual de los desahucios hipotecarios y de viviendas de alquiler en Vallecas y en Madrid. Asimismo, Ludmila, como persona directamente afectada por un desahucio, narró su vivencia, en muchos aspectos, coincidente con la historia de Rocío, la protagonista de la película.

También, el Grupo local de Vallecas de AI aprovechó la oportunidad para trasladar al público asistente la preocupación de la organización referente a las vulneraciones que el derecho a la vivienda ha sufrido y sigue sufriendo en nuestro país y en nuestra comunidad autónoma, especialmente desde el inicio de la crisis económica en 2008. En este sentido, se hizo referencia a algunos puntos del informe La crisis de la vivienda no ha terminado, publicado por AI en abril del 2017. Entre ellos, se mencionó la preocupación de AI por el empeoramiento de la situación de los arrendatarios tras las sucesivas reformas que la legislación que regula los contratos de alquiler y los desahucios ha sufrido desde 2009, el raquítico estado del parque de la vivienda social en la Comunidad de Madrid o la situación de desamparo que sufren muchas mujeres víctimas de violencia de género en la Comunidad de Madrid, donde se les exige una sentencia condenatoria o una orden de protección para tener acceso prioritario a una vivienda social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *