Madrid
Madrid
0

«El derecho a la vivienda es un grave problema que afecta a muchas más personas de las que pensamos»

Jorge López, ganador del concurso Derechos En El Objetivo sobre el derecho a la vivienda, nos narra su visión sobre el problema de la vivienda en España y las razones para participar en este certamen

Texto de Ana Pastor, miembro del equipo organizador del concurso #DerechosEnElObjetivo

Jorge López decidió dedicarse a la fotografía en 2012. Un año después, comenzó el que sería su primer gran proyecto personal, titulado “El Clot”, que le llevaría al reconocimiento y a convertirse en el ganador absoluto y segundo accésit del concurso de fotografía #DerechosEnElObjetivo VivienDA. “No soy muy de concursos, pero cuando vi que se trataba de Amnistía Internacional, no lo dudé. Busqué entre mis imágenes y elegí las que creí que mejor encajarían”.

Con estas fotografías, Jorge pretende hacer una declaración política, cargada de crítica, sobre diferentes temas relacionados con los derechos humanos, entre ellos el derecho a la vivienda, pero sin hacer retratos de víctimas. “Intento crear imágenes poderosas e íntimas, que muestren no solo lo vulnerable o lo fuerte de las personas, sino su dignidad y humanidad”.

Además de la fotografía, es un apasionado del cine y está preparando su primer cortometraje. “No puedo decir mucho aún, pero es un corto de ficción”, nos cuenta mientras charlamos con él para esta entrevista.

Háblanos de las fotos, ¿por qué las elegiste y cómo pudiste hacerlas?

Se podían presentar tres imágenes, así que escogí una en la que se viera un bloque de viviendas desde el exterior, y dos realizadas en el interior mostrando a las familias que viven en ellas. Es evidente que las más difíciles de hacer son las interiores, se trata de familias que te abren la puerta de sus casas. Tienen que sentir que tus intenciones son honestas, que estás con ellas. Eso es algo que no se puede fingir, y si no se hace así, es difícil conseguirlo y además se nota en la imagen.

¿De dónde cogiste inspiración para realizar las fotografías?

Eran unas fotografías que ya tenía hechas de un proyecto en el que sigo trabajando titulado «El Clot«. Se trata de un gran bloque de viviendas en Valencia, junto al mar, ocupado en gran parte por familias de etnia gitana, humildes y sin recursos, pero con gran arraigo al barrio. Actualmente, está planificada la demolición del edificio, lo que dejará a gran parte de estas familias sin hogar si no se encuentran soluciones para ellas antes de que esto ocurra.

Mientras hacías las fotos, ¿descubriste algo sobre el derecho a la vivienda que no sabías?

Lo he ido descubriendo todo trabajando sobre el terreno, son ya varios años con el proyecto y todavía sigo aprendiendo. Al igual que sobre la realidad y forma de vida de la comunidad gitana en España, de la que no conocía absolutamente nada cuando empecé.

¿Te ha hecho recapacitar de alguna manera sobre este tema?

El concurso me ha permitido conocer otros muchos trabajos y a sus autores, que tratan el derecho fundamental a la vivienda, y descubrir que es un grave problema que afecta a muchas más personas de las que pensamos.

No eres mucho de concursos, ¿por qué decidiste presentarte?

Básicamente al leer las bases y la temática del concurso, descubrí que encajaba totalmente con este proyecto fotográfico personal en el que llevo ya bastante tiempo trabajando. Son varios los temas relevantes que trata, el derecho a la vivienda es uno de ellos. Además, colaborar con una organización como Amnistía Internacional y su labor en defensa de los derechos humanos, aunque sea de una forma simbólica, hizo que no dudara en presentarme con alguna de mis imágenes, a pesar de que ya no suelo participar en muchos concursos.

¿Qué dirías a la gente para que se presentara a este tipo de concursos?

Un concurso como este lo recomiendo totalmente, por las razones que ya he ido comentando. No cuesta nada colaborar, ¡y no se pierde nada en presentarse! Además, también es una forma de difusión de tu trabajo creativo. Hay muchos otros concursos de fotografía, pero gran número cobra por presentar tu obra: esos directamente los descarto, pues salvo algunas excepciones, son una forma de sacarte el dinero y a la larga no sirven para nada. Pero sí hay algunos concursos que sí son recomendables, hay que saber valorar en los que vale la pena invertir tu tiempo.

Más allá del premio, ¿ha valido la pena?

¡Por supuesto! Ha sido una gran satisfacción aportar, aunque sea un pequeño granito de arena, en dar a conocer este problema. Y el acto de inauguración fue muy emotivo. No me imaginaba que acudiría tanto público, ni que despertaría tanto interés. Fueron muchos las personas asistentes que se acercaron a preguntar sobre mi trabajo, y eso yo lo agradezco enormemente, respondo y converso con ellas encantado. Además, por qué no decirlo, ¡lo pasamos muy bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *