Madrid
Madrid
0

A las personas jóvenes también les importa el derecho a la vivienda

Crónica de la mesa redonda de Amnistía Internacional Madrid, la PAH y el Consejo de la Juventud realizada a finales de febrero en la Universidad Complutense de Madrid, con motivo de la exposición #DerechosEnElObjetivo / VIvienDA

Por Ana Pastor, miembro del equipo de Derechos Económicos, Culturales y Sociales de Amnistía Internacional Madrid

Quien crea que el problema de la vivienda no interesa a los y las jóvenes universitarios/as es que no se ha parado a hablar con ninguno/a. “Hay gente que piensa que los jóvenes hoy en día vivimos muy bien en casa de nuestros padres y por eso no queremos emanciparnos. No es así. La realidad es que no nos emancipamos porque no podemos”, comenzó diciendo María Rodríguez, vicepresidenta del Consejo de la Juventud de España durante la charla ofrecida en la Universidad Complutense para sensibilizar sobre este derecho. Una charla que contó además con las intervenciones de Alberto Astarloa, representante de Amnistía Internacional Madrid y coordinador del equipo de Derechos Sociales, Económicos, Culturales y Ambientales, y de Mercedes Revuelta, activista de la Coordinadora de Vivienda de Madrid-Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

En el evento, dirigido a estudiantes de la Universidad, se expusieron los marcos legales internacionales y nacionales del derecho a la vivienda, se habló de la situación en general de España respecto a estos marcos, para terminar con un análisis estadístico y humano de las dificultades de acceso de los jóvenes a la vivienda.

Pizarra en el que se leen diferentes características del problema de la vivienda, como los fondos buitres (BlackStones, Goldman Sach), las soluciones rápidas como el SAREB o Bankia, la PAH e imágenes de víctimas de desalojos o desahucios.

La precariedad laboral de las personas jóvenes, junto con los altos precios de los alquileres, tiene como consecuencia que más del 80% no puedan independizarse”, explicó María Rodríguez, y añadió que los estudios sobre jóvenes viviendo fuera de la casa de sus progenitores contabilizan a los estudiantes, que aún son dependientes económicamente, “por lo que los resultados son engañosos y deberían ser aún peores”. Además, quiso remarcar que la tasa de emancipación en hombres y mujeres es diferente. “Las mujeres se emancipan más, pero lo hacen atendiendo a un tipo de emancipación que no es en solitario, sino compartiendo con otras personas, que por lo general suele ser su pareja. En solitario, la tasa de emancipación de los hombres es de un 20%, mientras que la de las mujeres es un 12%. Se ve aquí una vez más la dependencia económica que aún sufre la mujer”, reseñó.

Por su parte, Alberto Astarloa presentó el marco legal internacional y nacional del derecho a la vivienda, que es un derecho humano básico para la realización de otros, y explicó que esta es la base sobre la que actúa Amnistía Internacional. “Las y los jóvenes también son titulares de este derecho humano, fundamental para la realización de su proyecto de vida, personal o familiar, y las autoridades deben promover la legislación y las políticas que aseguren el derecho”, explicó Alberto. Sin embargo, en España hay escasa protección legal del derecho a la vivienda. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid no hay una ley de vivienda y, por lo tanto, los tribunales se rigen por la Ley de Enjuiciamiento Civil que, aunque ha introducido mejoras, sigue sin cumplir con el objetivo básico de Amnistía Internacional: que la vivienda sea accesible y asequible y que ninguna persona ni familia sea desahuciada sin alternativa habitacional.

En la foto, momento de la mesa redonda con María Rodríguez, vicepresidenta del Consejo de la Juventud de España, Alberto Astarloa, representante de Amnistía Internacional Madrid y coordinador del equipo de Derechos Sociales, Económicos, Culturales y Ambientales, y de Mercedes Revuelta, activista de la Coordinadora de Vivienda de Madrid

Las intervenciones terminaron de la mano de Mercedes Revuelta, activista de la PAH, quien habló de la situación en general de España respecto a vivienda, y trasladó a los presentes las inquietudes de la relatora de la ONU sobre vivienda en España: “tras visitar España la relatora estaba alucinada por el desamparo que hay de las instituciones en esta materia. No da crédito a que un país como el nuestro esté dejando su soberanía en manos de fondos de inversión”. Además, hizo un mapeo de iniciativas internacionales europeas para salvaguardar este derecho, “que nada tienen que ver con los temas de injerencia en la propiedad privada con los que intentan meter miedo”, puntualizó, para después mencionar la regulación de precios de alquiler en Alemania hasta la regulación de fondos de inversión en Dinamarca.

La representante de la PAH terminó pidiendo y animando a las/los estudiantes a que se implicaran para conocer más de cerca tanto el derecho a la vivienda como sus problemáticas actuales, y les animó a hacer trabajos durante la carrera e incluso de final de grado y máster, porque “no hay documentación ni datos oficiales sobre el tema de vivienda. ¿Cómo es posible que no sepamos cuántos niños y niñas se desahucian al año en España?”, dijo.

Esta charla se realizó en el contexto de la exposición titulada VIvienDa, que trata de reflejar y sensibilizar sobre este derecho y que se puede visitar actualmente en la Biblioteca Miguel Hernández, en el distrito de Vallecas. Se trata de una exposición itinerante organizada por el equipo de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de Amnistía Internacional Madrid, nacida de la primera edición del Concurso de Fotografía #DerechosEnElObjetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *