Castilla y León
Castilla y León

El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, una buena ocasión para recordar que la salud mental es un derecho humano cuyo disfrute está amenazado por los problemas de acceso y calidad de la atención en un Sistema Nacional de Salud en riesgo y debilitado, como lleva meses denunciando Amnistía Internacional. Además, la pandemia ha supuesto un duro golpe para la salud mental de la población.

El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, una buena ocasión para  recordar que la salud mental es un derecho humano cuyo disfrute está amenazado por los problemas de acceso y calidad de la atención en un Sistema Nacional de Salud en riesgo y debilitado, como lleva meses denunciando Amnistía Internacional. Además, la pandemia ha supuesto un duro golpe para la salud mental de la población.

La Atención Primaria juega un papel clave a la hora de abordar los problemas de salud mental y por ello es urgente solucionar la precariedad en que se encuentra. Si no se hace así, se agravará más todavía el acceso de la población a una salud mental de calidad.

El Ministerio de Sanidad se propone este año aprobar la nueva Estrategia Nacional de Salud Mental, en la que se reconoce el papel clave de la Atención Primaria. Pero no basta con reconocer ese papel, será necesario que se refuercen sus  plantillas alcanzando las ratios de profesionales de la UE y se aumente la inversión hasta alcanzar en Atención Primaria el 25% del total del gasto sanitario público tal y como recomienda la OMS, con más inversión tanto en recursos humanos como en infraestructuras y equipamiento.

Con esta reivindicación, Amnistía Internacional ha puesto en marcha una ciberacción de recogida de apoyos en www.actuaconamnistia.org

Esmeralda Pérez. Carta publicada en Diario de Burgos y Gente en Burgos en octubre de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code