Castilla y León
Castilla y León

El pasado 3 de mayo fue el día mundial por la libertad de prensa, pero no hay demasiados motivos de celebración. Informar en la prensa o en las redes sociales es una actividad de riesgo por la que muchas personas se ven amenazadas y silenciadas.

El pasado 3 de mayo fue el día mundial por la libertad de prensa, pero no hay demasiados motivos de celebración. Informar en la prensa o en las redes sociales es una actividad de riesgo por la que muchas personas se ven amenazadas y silenciadas.

Reporteros sin Fronteras alerta de que en 2020 50 periodistas fueron asesinados en el mundo y del aumento de asesinatos en países que no están en guerra, como el caso del periodista iraní Rouholla Zam, ejecutado por ahorcamiento, o los periodistas colombianos Felipe Guevara y Abelardo Liz, asesinados en relación con su trabajo periodístico.

En el continente americano, numerosos gobiernos amenazan la libertad de expresión, como ocurre en Nicaragua y Venezuela donde los y las periodistas sufren hostigamiento por las autoridades, lo que les impide hacer visibles las violaciones de derechos humanos. En México, uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo, son más de 100 los reporteros asesinados en los últimos 20 años, y las amenazas, detenciones y demás agresiones a periodistas son constantes.

Algunos gobiernos como Costa de Marfil o Burkina Faso han legislado para restringir las actividades periodísticas. En países de Oriente Medio como Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Qatar, Líbano o Yemen, entre otros, la crítica política o la petición de reformas puede suponer sufrir acusaciones de perjudicar los intereses nacionales y condenas a penas de prisión, “latigazos” y multas.

La pandemia se ha usado para restringir aún más la libertad de expresión e información en países como Rusia o China, con severas penas por difundir información sobre la pandemia, como le ha sucedido a la periodista Zhang Zhan, condenada a cuatro años de prisión. En Rusia, Elena Milashina es amenazada de muerte una y otra vez cada vez que publica artículos sobre violaciones de derechos humanos en Chechenia.

Es necesario defender la libertad de expresión e información, y a las personas que ponen en riesgo su vida y su libertad por defenderlas.

Sonia Santamaría. Carta Publicada en Diario de Burgos y Gente Burgos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code