Extremadura
Extremadura

 

Amnistía Internacional Extremadura ha organizado una visita por la región del activista colombiano por los Derechos Humanos y medioambientales Gustavo Pérez, entre los días 29 y 31 de enero, que le ha llevado a varias localidades extremeñas. Gustavo Pérez ha sido un líder social y comunitario desde hace 22 años en el sector de la […]

Amnistía Internacional Extremadura ha organizado una visita por la región del activista colombiano por los Derechos Humanos y medioambientales Gustavo Pérez, entre los días 29 y 31 de enero, que le ha llevado a varias localidades extremeñas.

Gustavo Pérez ha sido un líder social y comunitario desde hace 22 años en el sector de la Macarena-Meta, zona históricamente de fuerte influencia de la guerrilla de las FARC. Ha sido un activista defensor del territorio: durante muchos años su comunidad lo reeligió como Presidente de la Junta de Acción Comunal por su compromiso y su liderazgo en esta región. Y en 2011 fundó la Fundación para la Defensa y el Derecho Internacional Humanitario del Oriente y Centro Colombiano (DHOC). Es una referencia entre las entidades de Gobierno local, departamental y nacional; así como entre las distintas representaciones de la comunidad internacional (OEA, Naciones Unidas, etc.).

Él y su familia se encuentran acogidos por Amnistía Internacional España en el programa de Apoyo a los Defensores/as de los DDHH en peligro. Este programa protege temporalmente a un reducido número de defensores/as del peligro inminente de violación y abuso contra sus derechos fundamentales.

Los encuentros y charlas programados han sido muy interesantes y dirigidos a un público variado, desde estudiantes de secundaria, universitarios hasta activistas y personas concienciadas con el medioambiente y con el conflicto colombiano.

El día 29 de enero en Mérida mantuvo un encuentro con profesores y alumnos del Centro Universitario (CUM) durante la mañana y, por la tarde, continuó su actividad en el espacio La Enredadera.

El jueves 30, se desplazó al IES Gabriel y Galán de Montehermoso, en el que compartió sus experiencias con alumnado y docentes del centro. En Cáceres, junto a la Plataforma Salvemos la Montaña, se trataron temas medioambientales. La situación que vive Colombia ayudó al público presente a comprender por qué hay que “salvar la montaña cacereña”. Gustavo pidió a los cacereños que se organicen para evitar este expolio. El encuentro tuvo lugar en el Espacio Anúmbara.

El viernes 31, en Badajoz, mantuvo un encuentro con universitarios y miembros de algunas de las organizaciones colaboradoras, como ONGAWA, Ecologistas en Acción y la Plataforma Extremadura-Colombia por la Paz, en el Salón de Actos de la Facultad de Biología. Les animó a abandonar la inercia que marca la sociedad y a defender el medioambiente y luchar por su futuro. Por la tarde, en la Residencia Universitaria Hernán Cortés (RUHC) explicó su experiencia personal, las difíciles y peligrosas condiciones de vida de los líderes campesinos en su tierra y su agradecimiento a las organizaciones que le han ayudado a salvar su vida y la de su familia.

Estas actividades, gestionadas por Amnistía Internacional Extremadura, han contado con la colaboración de la organización ONGAWA, la Plataforma Extremadura-Colombia por la Paz, Ecologistas en Asociación, la UEX, el Centro Universitario de Mérida, el IES Gabriel y Galán de Montehermoso, Plataforma Salvemos la Montaña, espacio La Enredadera de Mérida, Espacio Solidario Anúmbara de Cáceres y la Residencia Universitaria Hernán Cortés de Badajoz.

Agradecemos a Gustavo su disponibilidad y simpatía. Hemos aprendido mucho de su tierra y de esas circunstancias difíciles en las que viven. Un verdadero ejemplo de valentía en defensa de los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.