Extremadura
Extremadura

El pasado 3 de mayo se celebró en el espacio La Enredadera de Mérida el Día Mundial de la Libertad de Prensa con un acto organizado, un año más, por la Asociación Extremeña de Comunicación Social (AECOS) y Amnistía Internacional Extremadura (AIEX). El acto fue conducido por la periodista de Canal Extremadura Diana Calderita e […]

El pasado 3 de mayo se celebró en el espacio La Enredadera de Mérida el Día Mundial de la Libertad de Prensa con un acto organizado, un año más, por la Asociación Extremeña de Comunicación Social (AECOS) y Amnistía Internacional Extremadura (AIEX). El acto fue conducido por la periodista de Canal Extremadura Diana Calderita e intervinieron Roberto Palomo, reportero gráfico, Jerónima (Momi) Díaz, periodista de la Agencia EFE y, en representación de AIEX, Carmen Macías.

En primer lugar, intervino Carmen Macías que señaló la importancia de una prensa libre y el peligro al que se expone en determinadas zonas. Ofreció un repaso de la situación de la libertad de expresión en el mundo, incidiendo en el endurecimiento de la legislación en muchos países, también en España, y lo ejemplificó con algunas campañas emprendidas por Amnistía Internacional en favor de periodistas que sufren las consecuencias de estas restricciones.

Roberto Palomo reflexionó sobre el desprestigio del periodismo por el control que el poder ejerce sobre los y las profesionales y la falta de respuesta por parte del público y sobre la precariedad laboral de este gremio. Posteriormente, se proyectaron imágenes de su trabajo como reportero (manifestaciones en Perú, barrios del extrarradio de Lima, tráfico de madera y animales en el Amazonas, Cuba, Covid-19 en Ifeba, refugiados en Badajoz).

Finalmente, Momi Díaz analizó la situación general del periodismo en España, incidiendo en aspectos como la precarización laboral, la relación de dependencia de las instituciones y la autocensura. Como autocrítica, comentó la falta de lucha de los profesionales frente a esa precariedad laboral. Sin embargo, quiso poner en valor la importancia de vivir en una democracia con libertad de prensa.

Después de estas intervenciones, se abrió un coloquio con el público, en el que se vertieron reflexiones muy interesantes sobre la libertad de prensa, la importancia de la educación en la formación de lectores más exigentes y la amenaza que supone la intolerancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.