Extremadura
Extremadura

El número 5 de nuestro boletín tiene un marcado tono violeta puesto que está dedicado a las mujeres y a los feminismos.Los derechos humanos de las mujeres y las niñas en todo el mundo son una prioridad para Amnistía Internacional, que viene denunciando, y continúa haciéndolo, cómo las mujeres sufren discriminación, ya sea por ley […]

El número 5 de nuestro boletín tiene un marcado tono violeta puesto que está dedicado a las mujeres y a los feminismos.
Los derechos humanos de las mujeres y las niñas en todo el mundo son una prioridad para Amnistía Internacional, que viene denunciando, y continúa haciéndolo, cómo las mujeres sufren discriminación, ya sea por ley o en la práctica, incluso en países con leyes que garantizan la igualdad, como puede ser el caso de España.
Hay una larga lista de hechos que convierten al feminismo en un movimiento político y social imprescindible y muy necesario.
Entre ellos están las violencias contra mujeres y niñas (en todas sus formas –violencia sexual, maltrato a manos de la pareja o expareja, mutilación genital, etc.–); la trata con fines de explotación sexual; los derechos sexuales y reproductivos (como el acceso al aborto seguro); los conflictos armados; la falta de acceso en igualdad a la participación en la vida pública y política; los derechos económicos y cómo estos no son iguales para las mujeres en ninguna parte del mundo (ellas representan el 70 por ciento de las
personas pobres en el mundo); y cómo son atacadas las defensoras y activistas de derechos humanos, no solo por su activismo sino por ser mujeres. A todo ello hay que sumar la pandemia de COVID-19, que ha agravado aún más las situaciones de discriminación y de violencia que sufren las mujeres y las niñas.
En las siguientes páginas podrás conocer, amiga lectora, amigo lector, a mujeres activistas extremeñas de Amnistía Internacional con una dilatada trayectoria en pro de los derechos humanos, como es el Ángela Rivera y María José Guillén. El 8 de marzo y la situación de los derechos humanos de las mujeres en diferentes países (Ucrania, Afganistán, Etiopía, Turquía o Estados Unidos, entre otros) tienen su espacio, como lo poseen también las historias de tres mujeres migrantes en Extremadura: Karla, de Honduras; Grethel, de Nicaragua; y Patricia, de Argentina.
La indígena y defensora de derechos humanos guatemalteca Lucía Ixchíu estuvo de gira por tierras extremeñas el pasado mes de marzo y nos relata cuáles son sus luchas en este país centroamericano. A raíz de una conferencia web ofrecida, la activista de Amnistía Internacional Extremadura Annabella Martínez explica el papel de las mujeres y las niñas en los conflictos armados, desde un punto de vista histórico y jurídico.
Por último, encontrarán una interesante y profusa entrevista con la doctora Concha Ortiz y su defensa firme de la sanidad pública y universal, dado que, aparte de su trabajo en el centro de salud de Miajadas, pertenece a la CAS, la coordinadora de asociaciones que se oponen a la privatización de la sanidad pública. ¡Disfruten de la lectura!

Haz click aquí para descargarte el boletín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.