Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

LA COMUNICACIÓN EN AMNISTÍA INTERNACIONAL. ELEMENTO ESTRATÉGICO DE LOGROS Tal vez no sabías que Amnistía Internacional (AI) nació gracias a un artículo que escribió Peter Benenson[1], que sería el fundador de la organización. Cuando leyó una noticia en el diario británico The Observer – que relataba cómo dos estudiantes portugueses habían sido sentenciados a siete […]

LA COMUNICACIÓN EN AMNISTÍA INTERNACIONAL. ELEMENTO ESTRATÉGICO DE LOGROS

Tal vez no sabías que Amnistía Internacional (AI) nació gracias a un artículo que escribió Peter Benenson[1], que sería el fundador de la organización. Cuando leyó una noticia en el diario británico The Observer – que relataba cómo dos estudiantes portugueses habían sido sentenciados a siete años de prisión por brindar por la libertad en la dictadura de Salazar -, envió un texto al periódico que fue publicado con el título de “Los presos olvidados”[2].

“Abran sus periódicos cualquier día de la semana y podrán encontrar informes de que en alguna parte del mundo se están llevando a cabo encarcelamientos, torturas o ejecuciones de personas cuyas opiniones o religión resultan inaceptables para su gobierno…” así empezaba el artículo.

Como respuesta, el periódico recibió una gran cantidad de cartas de apoyo y Benenson tuvo la inspiración de enviar miles de cartas a las autoridades como protesta ante las injusticias. Y así nació el término de “preso de conciencia”.

Para AI, la comunicación es el oxígeno y gracias a ella consigue movilizar a millones de personas en todo el mundo para luchar en favor de los derechos humanos (DDHH) manejándola con imparcialidad y rigor. Comunicar es expresar la realidad con el lenguaje y siempre, de una manera u otra, se construye esa realidad. De ahí la necesidad de la independencia en AI. Con el lenguaje se pueden defender las mejores causas intentando que los receptores del mensaje se sensibilicen con la causa defendida, ya sea la situación de las personas refugiadas, los derechos de las mujeres y los niños y niñas, la libertad de expresión, el derecho a la vivienda …

AI investiga sobre violaciones de los DDHH y se dirige a quienes los infringen, a los gobiernos, a las empresas, etc. y moviliza a la opinión pública con el fin de que le ayuden a presionar para impedir o poner fin a las infracciones.

El trabajo es ingente puesto que, todavía, tan solo una minoría está sensibilizada de forme incondicional con los DDHH y avanzar hacia nuestros objetivos solo es posible con una movilización mucho más amplia trabajando con el fin de que todo el mundo pueda disfrutar de los derechos consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

 

[1]Peter Benenon (Londres, 19212005), abogado inglés, fundador de AI.

[2] “The forgotten prisoners” (1961).

 

Equipo de Comunicación de la Comunidad Valenciana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *