Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

¿GÉNERO O SEXO?   ¿Género? ¿Sexo? Se utiliza un término u otro y vamos a distinguirlos. El sexo de una persona viene determinado por su naturaleza, en tanto que el género se aprende en el entorno en el que se socializa la persona, es una construcción sociocultural “que define las diferentes características emocionales, afectivas, intelectuales, […]

¿GÉNERO O SEXO?

 

¿Género? ¿Sexo? Se utiliza un término u otro y vamos a distinguirlos.

El sexo de una persona viene determinado por su naturaleza, en tanto que el género se aprende en el entorno en el que se socializa la persona, es una construcción sociocultural “que define las diferentes características emocionales, afectivas, intelectuales, así como los comportamientos que cada sociedad asigna como propios y naturales de hombres o de mujeres”[1]. Por ello se crean estereotipos en torno al género como la fortaleza del hombre o la afectividad de la mujer. De lo cual se tiende a deducir una diferencia entre ambos géneros que se aprecia todavía demasiado en las diferencias educativas inculcando roles que configuran diferentes maneras de pensar, de sentir y de comportarse, por lo que la diferencia sexual se convierte en diferencia social, en desigualdad.

En relación con esta cuestión terminológica traemos a colación el título de la película “On the basis of sex” (2018) traducido por “Una cuestión de género”. Dicha película narra la historia de Ruth Bader Ginsburg, que tropezó con todas las dificultades por ser estudiante de leyes Harvard y que inició en 1972, junto a su marido, una lucha frente a los casos de discriminación por cuestiones de género; en uno de los diálogos se pone de manifiesto que en los argumentos de defensa deberían usar el término “género” en vez de “sexo” ya que quienes escucharan los alegatos pensarían en el acto sexual.

El género, como construcción social, está presente, por lo tanto, en la capacidad de pensamiento abstracto y las diferencias que se atribuyen a ambos géneros difieren no solo de unas culturas a otras sino de unos grupos sociales a otros e incluso de unas personas a otras, dependiendo de las diferentes maneras de pensar. Sin embargo, hablar de “género” en vez de “sexo” permitirá luchar por cambiar los patrones que las diferentes culturas han asignado a ambos géneros.

“El género como categoría relacional permite tratar a todas las personas como iguales, en el sentido de tener el mismo valor, independientemente del sexo”[2].

 

 EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

 

 

[1] http://www.mujeresenred.net/spip.php?article1994

http://www.mujeresenred.net/spip.php?article33

 (consultados 12/03/2019).

[2] http://www.mujeresenred.net/spip.php?article33

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *