Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

TODOS LLEVAMOS EN ENFERMO DENTRO   Debemos valorar lo que significa el sistema de sanidad pública. Quienes carecen de él saben lo que es verse en la estacada. En un país poderoso como los EEUU millones de personas sin seguro médico tienen que hacer frente a costes altísimos y someterse a los entresijos de las […]

TODOS LLEVAMOS EN ENFERMO DENTRO

 

Debemos valorar lo que significa el sistema de sanidad pública. Quienes carecen de él saben lo que es verse en la estacada. En un país poderoso como los EEUU millones de personas sin seguro médico tienen que hacer frente a costes altísimos y someterse a los entresijos de las aseguradoras (si es que tienen poder adquisitivo para ello) porque todo depende de la póliza y cuando una persona enferma nunca sabe lo que le va a costar su enfermedad, ya que los conceptos van sumándose por separado. El seguro puede cubrir un porcentaje pero las excepciones son muchas[1].

En lo que a Europa se refiere, los sistemas sanitarios de la UE difieren más de lo que podamos pensar ya que, por una parte, están los Servicios Nacionales de Salud y, por otra, los Sistemas de Seguros Sociales.

Los Servicios Nacionales de Salud están controlados directamente por el gobierno y los Sistemas de Seguros Sociales se organizan en torno a mutuas de carácter obligatorio. En lo que se refiere a la financiación, en los Servicios Nacionales los recursos salen de los presupuestos estatales y en los Sistemas de Seguros Sociales se basan en cuotas pagadas por empresarios y trabajadores directamente a las entidades encargadas de su gestión[2].

En todo caso, casi toda la población está cubierta por un seguro público o por el propio estado.

Desde nuestra zona de confort, a pesar de las listas de espera, de la masificación en diferentes departamentos, de todas nuestras quejas justificadas, resulta difícil imaginar lo que significa el temor a enfermar cuando no se tiene la seguridad de que nuestra dolencia será atendida.

En el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos[3] se establece que: 1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; (…) 2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos dentro o fuera del matrimonio, tienen derecho a igual protección social”.

Pero a pesar de que el acceso a la salud sea un derecho fundamental para todos los seres humanos, existen diferencias escandalosas no solo entre países pobres y ricos sino entre personas ricas y pobres de un mismo país según el sistema de salud por el que se rijan. Y es más, incluso en los países con altos ingresos los copagos sanitarios marginan a la población más desfavorecida[4].

La Organización Mundial de la Salud estima que la mitad del mundo carece de acceso a servicios de salud esenciales y los gastos en salud conducen aún hoy a la pobreza extrema a 100 millones de personas [5], puesto que al menos la mitad de la población mundial está privada de servicios de salud esenciales. Aunque hay algunos progresos, esta progresión es muy desigual. Y la desigualdad en lo que a asistencia sanitaria se refiere se refleja en la esperanza de vida.

En lo que atañe a España no se ponen de acuerdo; según algunos estudios, la sanidad española ocupa el puesto 18 de 35 países europeos [6], largas listas de espera por fallos de gestión y falta de recursos son los peores enemigos de nuestra sanidad. Según otros, España tiene la sanidad más eficiente de Europa y la tercera del mundo[7], y EEUU saca una nota pésima: uno de los países del mundo que más gasta en sanidad mientras que la esperanza de vida de los estadounidenses queda por detrás de más de 25 países[8].

En todo caso, y por mucha crisis que haya, convendremos en que el derecho a la salud no admite recortes. Para nadie. No hablamos de lo que ha denominado “turismo sanitario”, los viajes que tienen como finalidad recibir algún tratamiento de salud o atención médica en un destino determinado. Hablamos de personas en extremo vulnerables, por lo que Amnistía denuncia la crueldad de los recortes en sanidad que han tenido un impacto desproporcionado en los más vulnerables.

En su informe “La receta equivocada. El impacto de las medidas de austeridad en el derecho a la salud en España”[9], que Amnistía Internacional presentó en Madrid el 24 de abril de 2018, concluye que los ciudadanos con rentas bajas, especialmente los enfermos crónicos, las personas mayores y los pacientes que reciben tratamientos de salud mental, han sido los que más han acusado los recortes sanitarios introducidos desde 2009. Este hecho ha obligado a muchos pacientes a tener que depender de sus familiares para pagar los tratamientos o a prescindir de la medicación o a racionar las medicinas o a optar por pagarlas en detrimento de otros gastos necesarios[10].

Y hablamos también de personas migrantes, sea cual sea su situación, que puedan verse desprotegidas. Amnistía Internacional y más de 300 organizaciones instan al nuevo Gobierno a que en la próxima legislatura corrija las lagunas de desprotección que contiene el Real Decreto 7/2018[11] y reforme la Ley de extranjería garantizando una verdadera y efectiva universalidad en el acceso al derecho a la salud[12].

Sí, debemos valorar lo que significa el sistema de sanidad pública, protegerlo, defenderlo.

Todos llevamos un enfermo dentro.

 

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

Imagen de Peggy und Marco Lachmann-Anke en Pixabay

 

Enlaces consultados 17-9-2019

[1]https://www.publico.es/tremending/2019/09/06/sanidad-el-hilo-que-explica-como-funciona-el-sistema-sanitario-de-eeuu-o-pagas-o-te-mueres/?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=tremending

[2]https://www.elmundo.es/grafico/ciencia-y-salud/salud/2017/05/19/591eea5222601dc9358b467b.html

[3] https://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

[4]https://www.elindependiente.com/vida-sana/2018/06/13/pagar-la-sanidad-empuja-los-europeos-la-pobreza-segun-la-oms/

[5]https://www.who.int/es/news-room/detail/13-12-2017-world-bank-and-who-half-the-world-lacks-access-to-essential-health-services-100-million-still-pushed-into-extreme-poverty-because-of-health-expenses

[6]https://www.libremercado.com/2018-02-23/no-la-sanidad-espanola-no-es-la-mejor-del-mundo-ocupa-el-puesto-18-de-35-paises-europeos-1276614203/

[7]https://www.eleconomista.es/economia/noticias/9400270/09/18/Espana-tiene-la-sanidad-mas-eficiente-de-Europa-y-la-tercera-del-mundo-.html

[8]https://www.eleconomista.es/economia/noticias/9400270/09/18/Espana-tiene-la-sanidad-mas-eficiente-de-Europa-y-la-tercera-del-mundo-.html

[9] https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/campanas/derecho-salud-espana/

https://www.amnesty.org/download/Documents/EUR4181362018SPANISH.PDF

[10] https://www.efesalud.com/amnistia-internacional-recortes-sanidad/

[11] https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2018-10752

[12]https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/noticias/noticia/articulo/la-sentencia-del-tribunal-supremo-una-muestra-mas-de-que-la-salud-universal-no-esta-garantizada/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code