Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana
0

EN ARABA SAUDÍ ELLAS QUIEREN ASISTIR AL FÚTBOL SIN “APARTHEID”

EN ARABA SAUDÍ ELLAS QUIEREN ASISTIR AL FÚTBOL SIN “APARTHEID”   La nueva Supercopa de España la disputarán en enero de 2020 entre el Barcelona y el Valencia como campeones de Liga y Copa respectivamente, y el Atlético y el Real Madrid como segundo y tercer clasificados del campeonato liguero. Y lo harán en Arabía […]

EN ARABA SAUDÍ ELLAS QUIEREN ASISTIR AL FÚTBOL SIN “APARTHEID”

 

La nueva Supercopa de España la disputarán en enero de 2020 entre el Barcelona y el Valencia como campeones de Liga y Copa respectivamente, y el Atlético y el Real Madrid como segundo y tercer clasificados del campeonato liguero. Y lo harán en Arabía Saudí.

Pero la idea de llevar una competición oficial española a un país que vulnera sistemáticamente los derechos humanos ha desatado la polémica.

Fue el 16 de enero de 2018 cuando por primera vez en la historia, las mujeres de Arabia Saudí pudieron asistir a un partido de fútbol en el mismo campo, donde también había hombres. Para la Supercopa de Italia entre el Juventus y el Milán en el estadio Rey Abdullah de Yeda se dispusieron zonas separadas para hombres y para “familias” y es en esta zona donde pudieron entrar las mujeres porque “en Yeda sigue vigente un régimen de apartheid sobre las gradas”[1]. Puertas separadas y pasillo separado que conduce a las gradas de la sección familiar que ha sido reformado para que tengan incluso un lugar de culto.

¡La apertura! Ya el 23 de septiembre anterior las mujeres pudieron asistir por primera vez a la celebración del Día Nacional de Arabia Saudí que tuvo lugar en el estadio internacional del rey Fahd, en Riad, pero en una zona acotada para las familias.

En este país rige una estricta separación pública entre hombres y mujeres, que siguen sujetas a un sistema de tutoría del hombre en base a las tradiciones y una versión extremista de la religión.

Dicen que es una apertura. Los críticos amables argumentan que la apertura de Arabia Saudí se extiende hasta la permisividad de dejar salir a la calle a mujeres solas para ir a ver un partido de fútbol masculino.

Las mujeres son apartadas para protegerlas. Al ser, en sí mismas, una señal de deseo, es necesario proteger al hombre del impulso indecente hacia el sexo que ellas llevan consigo. Separarlas no es más que una precaución, un argumento para defender al hombre de que una mujer sola lo pueda molestar, incitar al abuso o a la violación provocado por el deseo indecente que ellas llevan consigo. No es la única violación a los derechos humanos que caracteriza el estilo de gobernanza de Arabía Saudí. Y, sin embargo, les van a permitir ir a ver el fútbol, debidamente protegidas, separándolas para proteger al hombre de la mujer.

Los dirigentes de la Liga Española parecen querer apoyar este aperturismo dando visibilidad al país árabe. Van a colmarlo de su confianza aceptando que este país acoja la competición de la Supercopa.

Sin embargo, no lo hacen para que las mujeres saudíes puedan ver el fútbol español, sino por la jugosa oferta que este país ha realizado. Dinero que untará también las arcas de los finalistas, Barcelona, Valencia, Atlético de Madrid y Real Madrid.

Una decisión a la que se opone la UEFA, que recomendará a las 55 asociaciones nacionales y a todos los clubes europeos que no jueguen partidos en países en los que las mujeres tengan acceso restringido a los estadios. La liga española no se da por enterada.

Y todo ello aunque el gobierno recomiende a los aficionados viajar con precauciones, debido a que este país está en guerra, siendo responsable de crímenes de guerra en Yemen. Un país donde las relaciones extramatrimoniales están prohibidas, se restringe la libertad de expresión, la homosexualidad está penada con la cárcel, la pena de muerte es una opción habitual, así como la flagelación, y la policía tiene libertad para castigar extrajudicialmente. Muchas activistas por los derechos humanos y los derechos de las mujeres han sido encarceladas y se les sigue prohibiendo trabajar por un salario, estudiar o salir del país si no es con la autorización de un hombre de la familia.

En este contexto, los gestores de la liga española han decidido que vale la pena blanquear a Arabía Saudí a cambio de dinero. El dinero es más importante que la defensa de los derechos humanos para estos dirigentes. Desde la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional (AMDP) son tajantes al exigir que bajo ningún concepto los partidos tengan lugar en país árabe. «Lo que estamos haciendo es blanquear a Arabia Saudí a golpe de talonario»[2].

La postura de Amnistía Internacional no es pedir el bloqueo ni el boicot, «Lo que pedimos es que todos aquellos gobiernos u organismos que tengan relaciones institucionales con Arabia Saudí (en este caso la RFEF), deben poner en la agenda de negociación los temas de derechos humanos. Que aprovechen esa oportunidad para tratar con las autoridades saudíes temas de derechos humanos»[3], afirma Carlos de las Heras, portavoz de Amnistía. No es aceptable, según AI, que haya instituciones o países que mantengan relaciones bilaterales con Arabía Saudí donde los derechos humanos queden fuera de la agenda. El portavoz insiste en que la Real Federación Española de Fútbol en sus negociaciones trabajen para que Arabia Saudí elimine el sistema de tutela hacia las mujeres. No todo vale a cambio de dinero, el beneficio económico debería estar supeditado a la protección y defensa de los derechos humanos. El fútbol parece no comprenderlo[4]. La Federación debería arrancar compromisos concretos y no quedarse en un simple “lavado de cara que el régimen está llevando a cabo en connivencia con los clubes y con las federaciones”[5].

En un momento de enorme repercusión de lucha por los derechos de las mujeres, realizar la competición en un país en el que se vulneran sistemáticamente los derechos humanos y especialmente los de las mujeres no es lo más apropiado. Por encima de los intereses económicos están los valores y los principios. Por lo tanto, más que boicotear la competición Amnistía Internacional considera que se debe aprovechar la ocasión para pedir a los gobiernos que tienen relaciones institucionales con Arabia Saudí que negocien de una vez por todas los temas de derechos humanos.

 

NOTA

Cuando publicamos esta entrada, jueves 10 de octubre de 2019, en Irán se permite la entrada de mujeres a un partido de fútbol, Irán-Camboya, aunque solo se han puesto 4.000 entradas a la venta para mujeres de las 100.000 que dispone el estadio[6]. Recordemos que el domingo 8 de septiembre una mujer falleció después de prenderse fuego con gasolina tras conocer su condena de seis meses de cárcel por intentar entrar a un partido de fútbol[7].

 

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

 

[1] https://27esimaora.corriere.it/19_gennaio_02/polemiche-la-finale-supercoppa-jeddah-le-donne-non-possono-assistere-partita-sole-443e34d2-0ec8-11e9-81e4-4ae8cf051eb7.shtml

[2] https://www.publico.es/sociedad/supercopa-futbol-haciendo-blanquear-arabia-saudi-golpe-talonario.html

[3] https://www.20minutos.es/deportes/noticia/amnistia-internacional-rfef-supercopa-espana-arabia-3785927/0/

[4] https://www.publico.es/sociedad/supercopa-futbol-haciendo-blanquear-arabia-saudi-golpe-talonario.html

[5] https://www.publico.es/sociedad/supercopa-futbol-haciendo-blanquear-arabia-saudi-golpe-talonario.html

[6] http://www.rtve.es/deportes/20191010/mujeres-iranies-acudiran-este-jueves-iran-camboya-tras-tener-acceso-primera-vez-compra-entradas/1981218.shtml

[7] https://www.elconfidencial.com/deportes/futbol/2019-09-10/iran-mujer-quemada-futbol-carcel-muerte_2219187/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *