Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

ESTÓMAGOS REPLETOS, ESTÓMAGOS VACÍOS   El pasado 16 de octubre se conmemoró el #DíaMundialdelaAlimentación[1] cuya meta a largo plazo es conseguir el hambre cero. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)[2] intenta concienciar al mundo sobre la tragedia que significa la desnutrición en los países más desfavorecidos. #hambrecero es […]

ESTÓMAGOS REPLETOS, ESTÓMAGOS VACÍOS

 

El pasado 16 de octubre se conmemoró el #DíaMundialdelaAlimentación[1] cuya meta a largo plazo es conseguir el hambre cero. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)[2] intenta concienciar al mundo sobre la tragedia que significa la desnutrición en los países más desfavorecidos.

#hambrecero es el lema y la meta es el año 2030.

Solidaridad con las poblaciones que carecen de los recursos básicos para una alimentación que les permita tener una vida sin carencias para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2 marcado por la FAO: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, y promover la agricultura sostenible[3]

Y es preciso que así sea porque con el cambio climático se va produciendo además: escasez de recursos, estrés hídrico (es decir cuando la demanda de agua es mayor que la cantidad disponible para uso y consumo) y disminución de áreas de cultivo por la expansión de las ciudades entre otros conflictos.

Pero ¿cuál es el reverso de la moneda?

Desde el inicio del mes de octubre se podían ver instaladas las mesas esperando ser cargadas con pilas de turrones y demás dulces navideños. Pero ¡si todavía estábamos en el veranillo de San Miguel! ¿Es posible que la gente empiece a almacenar lo que no llegarán a comerse y que desecharán al cubo de la basura una vez que se haya enranciado?

La dieta de las personas cambia y no para mejor, la comida rápida desplaza a la preparada en casa y los ingredientes van a peor. Se podría pensar que cada cual se atenga a las consecuencias de sus actos, pero no. No, porque nos afecta a todos. Si enferman somos todos los que pagamos los cuidados que necesitarán y la Sanidad tendrá que repartir los recursos disponibles con otros cuidados para enfermos que no han contribuido a su enfermedad. La realidad es que el sedentarismo y la mala alimentación son una causa grave de discapacidad y muerte en nuestras sociedades. No solo los adultos, un gran porcentaje de niños tiene sobrepeso y a mayor tasa de pobreza, mayor riesgo de sufrir sobrepeso en la etapa más temprana de la vida[4].

Unos por exceso u otros por defecto, un tercio de los niños menores de cinco años en el mundo no crece de manera saludable[5]. Los productos ultraprocesados están al alcance de las personas con menos recursos. Y si combinamos los datos de sobrepeso y hambre, los estudios demuestran que casi la mitad de los niños en el sudeste asiático, por ejemplo, tendrá grandes problemas de salud[6]. La malnutrición abarca la desnutrición crónica (altura demasiado baja para la edad), la aguda (peso demasiado bajo para la altura), el hambre oculta (carencia de minerales y vitaminas), el sobrepeso y la obesidad.

Y no queda ahí el conflicto. El cambio de dieta afecta también gravemente al medio ambiente. La prioridad que tienen los cereales ha reducido la biodiversidad de plantas consumidas.  La gestión de los recursos naturales debería preservar los ecosistemas para respaldar las necesidades de las poblaciones.

La ganadería industrial es el sector que genera mayores impactos en el medio ambiente: la alimentación del ganado a base sobre todo de piensos transgénicos es el principal motor de la expansión de los monocultivos y la consiguiente deforestación[7]. Las poblaciones son desplazadas por la expansión de cultivos para producir pienso. Y podríamos hablar también del hacinamiento de los animales enjaulados que necesitan antibióticos, lo cual es causa del aumento de las resistencias microbianas en las personas.

No tiene justificación para que quienes tienen al alcance de su mano alimentarse de manera adecuada que no lo hagan. Muchas familias carecen de recursos para adquirir alimentos nutritivos y los ricos en grasas, azúcar y sal son más baratos, lo cual propicia el sobrepeso y los problemas de salud.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que proclamaba el Decenio de Acción de las Naciones Unidas sobre la Nutrición de 2016 a 2025 con el fin de catalizar los compromisos políticos contra la malnutrición[8].

Los Derechos Humanos comprenden también los derechos económicos, sociales y culturales que abarcan cuestiones básicas para la dignidad humana como la alimentación, el agua y la salud[9].

Hay que exigir que se lleven a cabo las medidas que se proponen en las grandes instituciones y debemos exigirnos a nosotros mismos cordura, comportamientos sensatos y saludables no solo por nuestro propio bien sino por el bien de todos.

Y ahora, cuando vayamos a llenar el carro sin medida, pensemos en lo que de verdad es saludable que comamos y que ofrezcamos a nuestra familia, y valoremos la cantidad que vamos a consumir. Se acercan las fiestas de Navidad y los contenedores repletos de alimentos desperdiciados sonroja.

 

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

 

Imagen de congerdesign en Pixabay

 

[1] http://www.fao.org/world-food-day/home/es/

https://www.amnistia.org/ve/blog/2019/10/12090/el-derecho-a-la-alimentacion-vulnerado-y-con-consecuencias-graves-a-futuro

[2] http://www.fao.org/world-food-day/home/es/

[3] https://www.elespanol.com/economia/20191016/dia-mundial-alimentacion-hagamos-real-hambre-cero/435206622_0.html

[4] https://elpais.com/elpais/2019/10/11/planeta_futuro/1570804133_027875.html?ssm=TW_CC

[5] https://elpais.com/elpais/2019/10/08/planeta_futuro/1570549553_150838.html?ssm=TW_CC

[6] https://elpais.com/elpais/2019/10/08/planeta_futuro/1570549553_150838.html?ssm=TW_CC

[7] https://www.tierra.org/que-tiene-que-ver-reducir-el-consumo-de-carne-con-el-medio-ambiente/

[8] https://www.who.int/features/qa/malnutrition/es/

[9] https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/temas/derechos-economicos-sociales-culturales/

https://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *