Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

NEGACIONISMO Y NECEDAD Según el Diccionario de la lengua española de la Real Academia, negacionismo es la “actitud que consiste en la negación de hechos históricos recientes y muy graves que están generalmente aceptados” [1]. Negar hechos que no se quieren aceptar por ser vergonzosos o indignos es un proceder tan cómodo como irracionalmente necio […]

NEGACIONISMO Y NECEDAD

Según el Diccionario de la lengua española de la Real Academia, negacionismo es la “actitud que consiste en la negación de hechos históricos recientes y muy graves que están generalmente aceptados” [1]. Negar hechos que no se quieren aceptar por ser vergonzosos o indignos es un proceder tan cómodo como irracionalmente necio ya que las evidencias dejan a los negacionistas en situación ridícula. Los hay de todo tipo, niegan el Holocausto, el cambio climático y el calentamiento global y hasta la infección por VIH. Tantas formas de huir de la verdad. No les valen las investigaciones y los datos a su comportamiento. Se tapan los ojos y los oídos y niegan los hechos.

Cuando esos hechos son tan dolorosos resulta indignante. Tras decenas de miles de muertes, un montón de indocumentados se reunieron en Madrid el 16 de agosto sin respetar la distancia de seguridad ni usar mascarilla – evidentemente puesto que protestaban contra el uso de la misma y el “recorte” de libertades. Los manifestantes criticaban la gestión del Gobierno acusándole de atentar contra los derechos humanos (!) creando una falsa pandemia[2]. El 30 de agosto se han producido nuevas concentraciones negacionistas en Berlín; la más numerosa ha reunido a unas 2.000 personas en la Columna de la Victoria. También se han producido otras concentraciones en la Puerta de Brandeburgo con unos 2.500 asistentes. Los negacionistas se oponen al uso de mascarillas y medidas de confinamiento/aislamiento/distancia social como medidas de protección. Niegan la validez de los tests PCR y rechazan el desarrollo de vacunas. Sostienen sus argumentos en teorías de la conspiración sosteniendo que el poder de los políticos y de los medios de comunicación, así como y de las grandes corporaciones farmacéuticas, “forman parte de un plan oculto urdido para engañarnos y aumentar su cifra de negocio o el control sobre nosotros”[3]. Dichos movimientos surgen de corrientes conspiracionistas y pseudocientíficas que datan de antiguo y aprovechan el estado de alarma para expandir sus argumentos.

Resulta cuando menos paradójico que estas personas hablen de “derechos humanos” refiriéndose al uso de la mascarilla. No se han querido enterar de los miles de ancianos fallecidos en triste situación de aislamiento, de los sanitarios contagiados y también fallecidos ejerciendo su trabajo, de los miles de ciudadanos con salud y economía arruinadas, de los miles de familias destrozadas. Tal vez nunca hayan pensado en los millones de personas en el mundo que no tienen ni la posibilidad de tener una mascarilla y viven en situación de peligroso hacinamiento.

Amnistía Internacional basa su existencia en la lucha por la defensa de los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas[4], el derecho a la verdad y la justicia y la dignidad de las personas[5]. Tales descabelladas manifestaciones que atentan contra la seguridad de todas las personas sí es un atentado contra los derechos humanos. El derecho a la salud de todas las personas.

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

E.Sopeña Balordi

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay


[1] https://del.rae.es s.v.

[2] https://www.elmundo.es/espana/2020/08/22/5f414b4d21efa01d6f8b4595.html

[3] https://www.rtve.es/noticias/20200817/coronavirus-argumentos-falsos-concentracion-negacionista-madrid/2040374.shtml

[4] https://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/

[5] https://www.es.amnesty.org/quienes-somos/objetivos/

2 comentarios en “NEGACIONISMO Y NECEDAD

  1. Ahora no podemos luchar contra los monstruos que han creado la situación en la que está el mundo entero pero debemos luchar por una educación que sea realista y sirva para que las generaciones que surgan apartir de ahora sepan lo que ocurre, cuando, donde, porque y que piensen individualmente sin que nadie les diga cómo han de pensar, ser,actuar ni nada similar, sino que por ellos mismos se den cuenta que los que les rodean tienen los mismos valores y sentimientos de cómo manejar esta sociedad donde el miedo lo deberían tener los que nos someten y no nosotros que somos los que con sus malas artes nos manipulan y engañan constantemente y no nosotros que sin nuestra aportación a la sociedad ellos no serían nadie. Basta de materialismo y más personalismo social. Pero si queremos cambiar lo que llevan siglos manipulando en una sola generación siempre saldrán ellos victoriosos. Hay que ir dinamitando las bases de su información y su enseñanza para que este comienze a cambiar generación tras generación hasta diezmar su sociedad de mentiras y miedos que nos inculcan con sus medios de comunicación y su terrorismo encubierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code