Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

¿QUÉ FUE DE LAS PROTESTAS EN CUBA? Si buscamos en Google noticias sobre Cuba comprobaremos que se han ido difuminando a medida que el verano avanzaba. 11 y 12 de julio Las manifestaciones del 11 y 12 de julio fueron un estallido que nos hizo pensar que, tal vez, el reto al Gobierno iba en […]

¿QUÉ FUE DE LAS PROTESTAS EN CUBA?

Si buscamos en Google noticias sobre Cuba comprobaremos que se han ido difuminando a medida que el verano avanzaba.

11 y 12 de julio

Las manifestaciones del 11 y 12 de julio fueron un estallido que nos hizo pensar que, tal vez, el reto al Gobierno iba en serio, que, tal vez se tambaleaba.  Pero el control ha sofocado el avance de las mayores protestas en varias décadas. Se pedía, sobre todo, “Libertad” pero también mejoras en los servicios sanitarios, alimentos, y la salida del poder del presidente Miguel Díaz-Canel. No hay dinero para comprar en las nuevas tiendas, las colas son insufribles, los apagones constantes. Y por todo ello y por mucho más, el lema “Patria y vida” – en oposición a “Patria o muerte” de Fidel Castro – inundó la isla.

Represión

La consecuencia fue un despliegue militar que ha resultado muy efectivo. Cientos de detenidos, desaparecidos, decenas de heridos y una persona muerta, y el consabido argumento de echar la culpa al otro: los Estados Unidos son los que promueven el descontento social por el embargo de 1962. Incluso los que siguen considerando que gran parte de la terrible situación económica de la isla se debe al embargo norteamericano consideran que el país necesita cambios, ya. En Cuba está prohibida la petición de ayuda por la Ley de Protección a la Independencia Nacional y la Economía de Cuba (Ley 88[1]). La gente tiene miedo ahora porque los procesos penales continúan tras las detenciones y los arrestos domiciliarios, una medida cautelar que establece que la persona acusada no puede salir de su casa sin autorización judicial. Una táctica habitual también para las personas en espera de juicio. Además, las personas detenidas no son informadas de sus derechos ni siquiera de los cargos[2]. Tampoco comunican el lugar donde están detenidas.

La salida a la calle de las “boinas negras”, los reclutas más fuertes de las fuerzas especiales para reprimir las protestas, ha tenido como consecuencia informes generalizados de malos tratos[3].

Cultura del miedo

La represión se refuerza por medio de la cultura del miedo. El sentimiento de agobio y asfixia afecta a la vida cotidiana de los cubanos.

Tal escalada represiva no se había visto desde al “Maleconazo” de 1994 cuando cientos de personas protestaron en el Malecón de La Habana en un acto de protesta contra el castrismo. Castro acudió y exhortó a la gente a derrotar a los apátridas. La historia se repite. Díez-Canel habla de “contrarrevolución” y convocó al pueblo a salir a las calles para hacer frente a los manifestantes. Pedía la confrontación en las calles.

Ahora se añade a la asfixia la interrupción de internet, que contraviene el derecho internacional. Esta censura, que controla la única red de telecomunicaciones de la isla, ha afectado a la capacidad de los observadores independientes para realizar su trabajo de documentación[4]. Utilizando el monopolio de los medios de comunicación estatales, las autoridades consiguen hacer ver las protestas como violencia. Los noticieros califican a los manifestantes de delincuentes y mercenarios.

Maquinaria de control

La respuesta podría haber sido atender las demandas sociales de la ciudadanía ante la terrible crisis económica, el desabastecimiento de alimentos y medicinas y el colapso del sistema de salud por la pandemia[5], pero no, el presidente compareció en la televisión para defender la revolución ante las protestas. Y no permitir que las organizaciones independientes de derechos humanos visiten la isla. Tampoco que los abogados independientes trabajen en defensa de los detenidos.

Cuba utiliza la misma maquinaria de control desde hace décadas, deteniendo y criminalizando las protestas y la libertad de expresión.

Modelo económico

La situación económica de la isla es alarmante, el embargo limita la posibilidad de asistencia, pero no justifica en modo alguno la respuesta represiva del Gobierno cubano a las protestas de julio. Se ha autorizado el funcionamiento de las Pymes privadas y estatales, un decreto-ley “Sobre las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas” que puede ayudar a la producción del país, y otras medidas orientadas al desarrollo de las cooperativas no agropecuarias y de los trabajadores independientes o por cuenta propia. Una gotita de agua en el océano de la profunda crisis económica de la isla. El Gobierno siempre había tratado a las personas emprendedoras como una amenaza. China y Vietnam habían adoptado reformas hace mucho tiempo, pero Cuba se aferraba a un modelo económico basado en la planificación centralizada y el control estatal[6]. También la libertad que exigían los manifestantes se refiere a la economía. Pero las expectativas económicas son más que sombrías.

Las generaciones más mayores siguen teniendo cierto “apego emocional”[7] al espíritu de la revolución y esos vínculos dificultan su ruptura, pero los jóvenes quieren cambios y los quieren ya.

¿Volverán las protestas en octubre?

“No hay una organización ni líderes capaces de transformar el descontento popular en motor de un cambio […] Pero si el Gobierno no actúa decididamente, al final esa organización aparecerá”[8].

El país necesita alimentos, medicinas, herramientas de la vida cotidiana pero sin transformaciones políticas no puede haber transformaciones económicas.

Cuba mantiene su estructura legal, burocrática y administrativa con mano dura.

Amnistía Internacional seguirá su trabajo para conseguir que las voces que se alzan contra el Gobierno que hace oídos sordos no sean silenciadas.

Nota

Amnistía remitió un escrito el 5 de agosto al régimen de Díaz-Canel, pero aún no ha recibido respuesta.

EQUIPO COMUNICACIÓN AMNISTÍA INTERNACIONAL COMUNIDAD VALENCIANA

A.Emma Sopeña Balordi

Responsable de RRSS y Blog Amnistía Internacional Comunidad Valenciana

Imagen de David Peterson en Pixabay


[1] https://www.parlamentocubano.gob.cu/index.php/documento/ley-de-proteccion-la-independencia-nacional-y-la-economia-de-cuba/

https://www.efe.com/efe/america/economia/el-presidente-cubano-deplora-la-ley-helms-burton-25-anos-despues-de-su-aprobacion/20000011-4486730

[2] https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/08/cuba-amnesty-international-names-prisoners-of-conscience/

[3] https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/08/cuba-amnesty-international-names-prisoners-of-conscience/

[4] https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/08/cuba-amnesty-international-names-prisoners-of-conscience/

[5] https://www.europapress.es/internacional/noticia-amnistia-internacional-destaca-historica-jornada-movilizacion-cuba-condena-represion-20210712201226.html

[6] https://www.infobae.com/america/america-latina/2021/08/07/cambios-tras-las-protestas-en-cuba-el-regimen-autorizo-el-funcionamiento-de-pymes/

[7] https://elpais.com/internacional/2021-08-01/la-juventud-cubana-toma-la-palabra.html

[8] https://elpais.com/internacional/2021-08-01/la-juventud-cubana-toma-la-palabra.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code