Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

LOS ASESINATOS MASIVOS La última matanza fue la de Búfalo el 14 de mayo: diez personas muertas y más heridas en un ataque de odio racial en un supermercado en un barrio predominantemente negro[1], mientras el atacante usaba una cámara para transmitir en directo el ataque. Esta vez, el martes 24 de mayo, la violencia […]

LOS ASESINATOS MASIVOS

La última matanza fue la de Búfalo el 14 de mayo: diez personas muertas y más heridas en un ataque de odio racial en un supermercado en un barrio predominantemente negro[1], mientras el atacante usaba una cámara para transmitir en directo el ataque. Esta vez, el martes 24 de mayo, la violencia ha sacudido una pequeña comunidad de 16.000 habitantes en el centro de Texas, a pocos kilómetros de la frontera con México. En la escuela de primaria Robb, un joven de 18 años irrumpió con una pistola y un rifle de asalto semiautomático e inició una matanza antes de ser abatido por la policía.

¿Cómo se puede producir un hecho tan espantoso?

Sencillamente porque se pueden comprar las armas.

Tan fácil. El joven que ha perpetrado la masacre en Uvalde cumplió 18 años el 16 de mayo y lo primero que hizo fue comprar dos AR-15 y más de 300 municiones en la tienda Oasis Outback. La AR-15, de venta libre, es tristemente conocida por usarse en una gran cantidad de tiroteos.

En EEUU el derecho a poseer y portar armas está contemplado en la Segunda Enmienda de la Constitución de 1791. En un país donde hay más armas que personas – más del 80% de la población posee una — los republicanos no dejan de bloquear su regulación en el Congreso, donde hay atascadas dos propuestas de ley del Partido Demócrata, con muy pocas probabilidades de ser aprobadas en el Senado.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), 45.222 norteamericanos murieron por lesiones relacionadas con armas de fuego en 2020, el último año del que se dispone de datos completos[2].

En dos décadas, anteriormente a la masacre del 24 de mayo del presente año, en EEUU se han producido las siguientes en instituciones educativas: Oxford (Michigan) 30-10-21, Santa Clarita (California) 14-11-19, Santa Fe (Texas) 18-5-18, Parkland (Florida) 14-2-18, Benton (Kentucky) 23-1-18, Roseburg (Oregon) 1-10-15, Oakland (California) 2-4-12, Newtown (Connecticut) 14-12-12, Univerdidad de Virginia Tech 16.4.07, Columbine (Colorado) 20-4-99[3]. Este ataque en Texas es el último de los 178 tiroteos en EEUU en las últimas cinco décadas[4].

¿Cuántas más se producirán en los próximos años? (Si no es en los próximos meses).

La dificultad para regular la permisividad de la posesión de armas no solo proviene de los republicanos sino de la enorme influencia de los lobbies de armas. El debate sobre el papel de esta industria en el país vuelve a abrirse paso. Y mientras las familias lloran a sus niños y niñas asesinados, la Convención Nacional del Rifle en Houston— a solo 450 km de la escena del terrible tiroteo — no quiere defraudar a sus invitados e invita a Trump para que defienda con energía el uso de las armas, quien ha llamado a armar a los ciudadanos para combatir el mal, al tiempo que ha acusado a Biden de politizar la reciente masacre. Su solución pasa por los detectores de metales y las puertas blindadas, así como por armar a los profesores. ¿Más armas para evitar más asesinatos?

La lista de las masacres en escuelas de EEUU es larga, y para intentar proteger a los niños, por ejemplo en Washington, se invierte millones de dólares, con el fin de que 30.000 escuelas están vigiladas por fuerzas policiales, más las instalaciones de videovigilancia, detectores de metales, etc.

La violencia con armas de fuego es un problema de derechos humanos de alcance mundial que amenaza el derecho más fundamental de todo ser humano, el derecho a la vida. Violencia que puede afectar a cualquier persona, pero de forma desproporcionada a las comunidades de razas diferentes de la caucásica, a las mujeres y a otros grupos marginados de la sociedad, así como a grupos vulnerables como niños en escuelas.

La facilidad de acceso a las armas de fuego, ya sea legal o ilegal, es uno de los principales motivos de la violencia armada. Una estricta regulación de las armas de fuego, junto con iniciativas estratégicas de reducción de la violencia, son la forma más eficaz de reducir la violencia armada. Los gobiernos tienen la obligación de proteger los derechos humanos, que pasa por controlar la posesión y uso de armas de fuego por medio de leyes para la prevención de la violencia.

La falta de seguridad tiene un impacto terrible en la vida de las personas, las familias y seres queridos de las personas asesinadas ven su existencia truncada y las que sobreviven a un ataque con armas sufren secuelas el resto de sus días.

Las reformas legislativas en materia de uso de armas son la única solución para evitar las masacres y prevenir la violencia. Algunos estados de EEUU han promulgado leyes de armas, pero la legislación federal sería la única solución para acabar con tantos asesinatos. La poca disposición a legislar de manera más estricta la posesión de armas proviene del hecho de que decenas de millones de estadounidenses tienen armas.

El trabajo de Amnistía Internacional en materia de violencia con armas de fuego se centra en la reforma de las leyes nacionales sobre armas y prevención de la violencia con ellas, apoyando la regulación de posesión y empleo. Amnistía Internacional apoya programas de reducción de la violencia en comunidades donde existen persistentes niveles elevados de violencia armada.

De igual manera, Amnistía Internacional trabaja para poner fin a las exportaciones de armas a zonas de crisis.

Y la ciudadanía puede alzar la voz contra la violencia con armas de fuego, dejando claro que una regulación deficiente de su posesión y uso conduce a la violencia.

La sociedad civil tiene el poder de decir alto y claro a los gobiernos que solo con leyes adecuadas en materia de armas se puede vivir a salvo, un derecho humano.

EQUIPO COMUNICACIÓN AMNISTÍA INTERNACIONAL COMUNIDAD VALENCIANA

A.Emma Sopeña Balordi

Responsable de redes y blog Amnistía Internacional Comunidad Valenciana

Imagen de Rudy and Peter Skitterians en Pixabay


[1] https://www.eldiario.es/internacional/theguardian/estados-unidos-no-detener-tiroteos-masivos_1_9025572.html

[2] https://www.publico.es/internacional/dificil-prohibir-armas-eeuu-hay-120-100-personas.html

[3] https://www.elmundo.es/internacional/2022/05/25/628d7ae0fdddff175c8b45aa.html

[4] https://www.newtral.es/tiroteo-escuelas-eeuu/20220525/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.