Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

CAUTIVERIO MARITAL En el artículo anterior de este blog, “Las casan”, expusimos el caso de la joven bengalí que denunció en Barcelona que sus padres querían casarla a la fuerza, así como el de las dos jóvenes pakistanís residentes en Barcelona fueran asesinadas en su país por pretender romper sus matrimonios forzados. El 31 de […]

CAUTIVERIO MARITAL

En el artículo anterior de este blog, “Las casan”, expusimos el caso de la joven bengalí que denunció en Barcelona que sus padres querían casarla a la fuerza, así como el de las dos jóvenes pakistanís residentes en Barcelona fueran asesinadas en su país por pretender romper sus matrimonios forzados.

El 31 de mayo pudimos asistir a la conferencia de Shirin Musa “Las mujeres olvidadas de Europa”, que tuvo lugar en el Aula Magna de la Universitat de València. El tema se refiere a los derechos de las mujeres y su lucha contra el cautiverio conyugal del que son víctimas mujeres y niñas de origen inmigrante en Europa.

Shirin Musa es una ciudadana holandesa nacida en Pakistán y de origen afgano que se casó en 2002 con un pakistaní. Cuando una mujer musulmana contrae matrimonio lo hace por la ley civil del país donde reside y por la ley islámica. Cuando quiso divorciarse, su marido no se quiso conceder según la ley islámica. El divorcio por la legislación holandesa era sencillo, pero si quería visitar su país temía tener problemas, puesto que en su país no se reconoce el divorcio civil, y para conseguir el divorcio según la ley islámica el marido debe dar su consentimiento. Esta situación se da en todos los países musulmanes excepto en Marruecos, Túnez y Turquía.

Una mujer en situación de “cautiverio conyugal” puede convertirse en un país de cultura islámica en víctima de violencia relacionada con el honor, y procesada por adulterio o bigamia en el caso de que tenga otra relación fuera del matrimonio. Esa situación de “cautiverio” es la que motivó a Shirin Musa a iniciar su periplo legal.

Teniendo estudios en leyes se dedicó a analizar qué posibilidades existían para conseguir el divorcio islámico. En sus investigaciones halló el caso de una mujer judía que en 1982 se encontraba en la misma situación, y el Tribunal Supremo de Holanda reconoció esta situación como ilegal. Este fue su punto de partida.

Fue a los tribunales y añadió a la situación de “cautiverio marital” la de violación de los derechos humanos. Ganó el caso en diciembre de 2010.

Consiguió que la legislación holandesa contemplara el “cautiverio marital” y lo introdujera en el código penal y posteriormente en el código civil. Si un hombre no quiere conceder el divorcio deberá pagar una gran cantidad diaria como indemnización hasta que se lo conceda.

En 2011 Shirin Musa fundó Femmes for Freedom[1]. Ha estado reconocida como una de las mujeres más influyentes en los Países Bajos, nominada al Premio Mujeres de Coraje por la Embajada de los Estados Unidos en los Países Bajos y nominada al Premio Nelson por la Policía de Roterdam, entre otras distinciones.

Gracias a su trabajo, Shirin Musa no solo consiguió introducir el concepto de “cautiverio marital” en la sociedad holandesa sino que sigue luchando dando a conocer el activismo de Femmes for Freedom por los derechos humanos de las mujeres contra el matrimonio forzado, unión matrimonial donde uno o ambos cónyuges no da su pleno y libre consentimiento, independientemente de la edad; una práctica que vulnera los derechos humanos en todos los casos pero sobre todo en las niñas y adolescentes.

También lucha contra el asesinato de honor, un cruel asesinato cometido por miembros de la familia por la creencia de que la víctima ha causado un deshonor a su familia a causa de su comportamiento, que en todos los casos es de índole sexual. Lo que se considera como violación de las creencias religiosas justifica para esas personas el asesinato.

La organización asiste a mujeres que se encuentran en esas situaciones ya que las mujeres judías, islámicas en hindús se encuentran con esa vulneración de sus derechos. La organización trabaja por el cumplimiento de la Convención de la ONU CEDAW[2] y en particular por el artículo 16, sobre la igualdad de trato mundial de la mujer antes, durante y después del matrimonio.

El cautiverio conyugal es un fenómeno multidimensional que se enlaza con la violencia de género y el crimen de honor. Queda mucho por conseguir en multitud de países, pero organizaciones como Femmes for Freedom son la prueba de que se puede conseguir vencerlo.

Amnistía Internacional lucha igualmente contra la vulneración del derecho de las mujeres a elegir libremente su vida, el matrimonio infantil, el matrimonio forzado, el uso abusivo del poder patriarcal que anula la libertad, la autonomía y las decisiones de las mujeres desde su infancia, y por el que se somete y se controla la sexualidad femenina y se reproducen violaciones de derechos humanos como el abuso sexual, la mutilación genital femenina y otras violencias de género, que son formas de tortura, trato cruel, inhumano y degradante contra niñas, adolescentes y mujeres[3].

El matrimonio es un ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos[4] sin sufrir discriminación, coacción ni violencia, sin que las personas sean perseguidas por querer ejercerlos.

EQUIPO COMUNICACIÓN AMNISTÍA INTERNACIONAL COMUNIDAD VALENCIANA

A.Emma Sopeña Balordi

Responsable de redes y blog Amnistía Internacional Comunidad Valenciana


[1] https://www.femmesforfreedom.com/

[2] https://violenciagenero.igualdad.gob.es/marcoInternacional/ambitoInternacional/ONU/Organos_Instituciones/Org_Tratados/CEDAW/home.htm#:~:text=El%20Comit%C3%A9%20para%20la%20Eliminaci%C3%B3n,la%20Eliminaci%C3%B3n%20de%20todas%20las

[3] https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/ninas-y-adolescentes-en-matrimonios-infantiles-o-forzados/

[4] https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/temas/derechos-sexuales-reproductivos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.