Extremadura
Extremadura

El viernes, 28 de octubre, dentro de los actos para conmemorar el X aniversario de Amnistía Internacional Extremadura, tuvo lugar la conferencia Acciones contra la impunidad “bebés robados” a cargo de Soledad Luque, presidenta de la asociación “Todos los niños robados son también mis niños” y de Daniel Canales, investigador de Amnistía Internacional. Mª José […]

El viernes, 28 de octubre, dentro de los actos para conmemorar el X aniversario de Amnistía Internacional Extremadura, tuvo lugar la conferencia Acciones contra la impunidad “bebés robados” a cargo de Soledad Luque, presidenta de la asociación “Todos los niños robados son también mis niños” y de Daniel Canales, investigador de Amnistía Internacional.

Mª José Benegas, coordinadora del grupo local de Cáceres, introdujo el acto presentando a los ponentes y Remedios Tierno, presidenta de AIEx, recordó los comienzos de Amnistía Internacional, la defensa de las personas a las que se violan sus derechos y la importancia de las investigaciones que lleva a cabo la organización para ofrecer a las víctimas verdad, justicia y reparación.

A continuación, Soledad Luque señaló los motivos de los robos de niños y niñas en la primera etapa de la dictadura franquista por razones políticas, ideológicas, sociales, etc. en cárceles, clínicas y maternidades. Todo ello con la aquiescencia del Estado con decretos y leyes, para pasar en etapas posteriores a una actitud pasiva, con actuaciones que implican consentimiento, apoyo y ocultamiento de la verdad, ignorando así el sufrimiento por la pérdida y por un duelo no cerrado. La tramitación de ley es el comienzo para la verdad, justicia y reparación, pero desafortunadamente se encuentra paralizada, en el trámite de enmienda.

Daniel Canales repasó las líneas fundamentales del informe Tiempo de verdad y justicia. Vulneraciones de Derechos Humanos en los casos de “bebés robados”, presentado por Amnistía Internacional en 2021. Desde 2005 la organización investiga los crímenes del franquismo, entre los que se encuadran las desapariciones de bebés y reclama un marco en el que insertar estas actuaciones como desapariciones forzadas por sustracción, denuncia la tolerancia del Estado y la negativa a dar a conocer el paradero de estas personas. Reclamó la obligación de investigar y juzgar por parte del Estado desde el poder judicial, de facilitar servicios a las personas damnificadas desde el poder ejecutivo y de aprobar una normativa estatal desde el poder legislativo.

Finalmente, recordó que estos hechos no son cosa del pasado, ya que el dolor por el robo de bebés está muy presente, como se pudo ver en algunas de las intervenciones posteriores por parte del público asistente, que expusieron sus casos personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.