Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

MIGRANTES En una entrada anterior de este blog[1] explicamos la diferencia terminológica entre “inmigrante”, “emigrante” y “migrante”. Hoy establecemos la distinción entre “refugiados”, “desplazados” y “solicitantes de asilo”. “Refugiados”[2] son las personas que se ven obligadas a huir de su país de origen debido a un conflicto armado, a ser perseguidas o a existir una […]

MIGRANTES

En una entrada anterior de este blog[1] explicamos la diferencia terminológica entre “inmigrante”, “emigrante” y “migrante”.

Hoy establecemos la distinción entre “refugiados”, “desplazados” y “solicitantes de asilo”. “Refugiados”[2] son las personas que se ven obligadas a huir de su país de origen debido a un conflicto armado, a ser perseguidas o a existir una violación de los derechos humanos (DDHH). “Desplazados” son quienes tienen que huir por motivos semejantes pero se encuentran ubicados dentro de su propio país. “Solicitantes de asilo” son aquellos que han pedido el reconocimiento de la condición de refugiado a otro país pero se encuentran a la espera de una respuesta.

Vamos a detenernos en el hecho que fuerza a un ser humano a tomar la decisión más costosa de su vida, cortar con todos los lazos que le unen a su entorno y, arriesgando su vida y entregando lo poco que tiene, lanzarse al viaje más terrible, por ser perseguido a causa de un conflicto armado, por una cuestión religiosa o étnica, por sus opiniones políticas o, simplemente, por no poder ni siquiera alimentarse ni alimentar a los suyos. Viajes peligrosos en los que muchos pierden lo único que les quedaba: la vida.

En 2015 había 244 millones de personas migrantes internacionales en todo el mundo constata la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y según los datos de ACNUR[3], más de 68 millones de personas han salido de sus países en los últimos años, de las cuales más de 25 millones son refugiadas.

Prácticamente la mitad de las personas migrantes son mujeres y niñas cuya situación se ve agravada por la violencia que sufren en razón de su sexo, expuestas a explotación sexual y violencia de género. Las mujeres migrantes, por lo tanto, sufren una discriminación doble: por ser migrante en situación administrativa irregular y por ser mujer.

Durante los últimos años ha aumentado la oposición de los países europeos a la llegada de migrantes en barco, estableciendo medidas de control fronterizo y acuerdos bilaterales entre países europeos y África

Los gobiernos tienen derecho a controlar la inmigración pero sin vulnerar los DDHH y cumpliendo las obligaciones establecidas por los convenios internacionales, evitando la discriminación y asegurando los derechos a la salud.

La protección de las personas migrantes supone defender los derechos sobre todo de las más vulnerables y pedir políticas migratorias que protejan los DDHH.

 

EQUIPO COMUNICACIÓN COMUNIDAD VALENCIANA

 

[1] https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2019/02/20/inmigrante-emigrante-migrante/

[2] La Convención del Estatuto de los Refugiados fue creada después de la Segunda Guerra Mundial para responder a las consecuencias de ésta, ofreciendo protección internacional y asistencia a las víctimas de guerra. En ella se determina quién es un refugiado, que puede pedir protección internacional en otro país y solicitar asilo en el mismo. https://eacnur.org/es/convencion-de-ginebra-de-1951-el-estatuto-de-los-refugiados (consultado 17-03-2019).

[3] Agencia de la ONU para los Refugiados. https://eacnur.org/es/que-es-acnur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *