Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

CON LA CARA TAPADA EN LAS ONDAS Los talibanes (re)tomaron el poder, y la sharía (re)tomó el dominio de las mujeres, a pesar de las primeras declaraciones según las cuales respetarían los derechos de las mujeres (pero dentro del marco del islam). Las desorbitadas leyes islámicas impuestas entre 1996 y 2001 retornan: la base del […]

CON LA CARA TAPADA EN LAS ONDAS

Los talibanes (re)tomaron el poder, y la sharía (re)tomó el dominio de las mujeres, a pesar de las primeras declaraciones según las cuales respetarían los derechos de las mujeres (pero dentro del marco del islam).

Las desorbitadas leyes islámicas impuestas entre 1996 y 2001 retornan: la base del derecho islámico, que rige la conducta y la moral, las obligaciones de la vida social y familiar. No es nuevo, a lo largo de la historia los gobernantes han utilizado la sharía para llevar a cabo sus propósitos extremistas.

El 7 de septiembre de 2001 nos preguntábamos en una entrada de este blog[1] ¿Qué vale una mujer en el islam? Lo sabíamos y lo sabemos: como propiedad del hombre es considerada como un ser inferior sometida a un contrato legal y financiero entre familias, que transfiere su control y su sexualidad a su esposo a quien debe obediencia absoluta. El pago de la dote crea una relación de sierva con quien se ha impuesto a la mujer como marido. El padre o tutor puede obligarla a contraer matrimonio a cualquier edad y el Corán permite al musulmán tener tantas mujeres como desee.

Los talibanes dijeron al retomar el poder que (solo) estarían obligadas a usar el hiyab (el velo o pañuelo ajustado que rodea la cabeza y cuello). Pero no es así.

A partir de ahora las periodistas afganas deberán taparse el rostro en los programas de TV dejando solo visibles los ojos. “La decisión es definitiva y no hay espacio alguno para la discusión en este tema”, ha declarado un portavoz del Ministerio de Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio[2] a la cadena ToloTV, según Europa Press.

El domingo 22 de mayo las presentadoras de TV ya salieron al aire con el niqab (velo que deja solo al descubierto los ojos).

Tras la toma de Kabul el 15 de agosto de 2021 los fundamentalistas dijeron que nada sería como durante su anterior mandato. ¿Quién les creyó? A finales del marzo de 2022 se impidió a las adolescentes asistir a los centros de educación secundaria, en diciembre se prohibió viajar sin velo y sin acompañante masculino, también se ha establecido la segregación por sexos en los parques de Kabul, obligando a las mujeres y hombres a acudir en días separados, los deportes femeninos se prohíben …

… porque la sociedad debe tener una imagen de lo que los fundamentalistas consideran “virtud”.

Zahra Joya, periodista afgana, que ha recibido el Premi Llibertat d’Expressió de la Unió de Periodistes Valencians, coincidiendo con al Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo, expresa que, desde el comienzo de la guerra en Ucrania, la prensa y la comunidad internacional han olvidado lo que ocurre en Afganistán, sin entender por qué, tras tanta inversión en su país, nadie escucha ya las voces de quienes claman por los derechos humanos en Afganistán[3]. Joya también fue nombrada Mujer del Año por la revista Time[4] y recibió el premio Marie Colvin en los British Journalism Awards en 2021. Tenía cinco años cuando los talibanes tomaron el poder y prohibieron la educación de las niñas; como otras tantas mujeres se vistió de chico para asistir a la escuela

Joya creó en noviembre de 2020 Rukhshana Media con el objetivo de trabajar con mujeres periodistas para ayudarlas a formarse y devolver la voz a las mujeres afganas. El nombre de la agencia se debe a una mujer joven que fue dilapidada por los talibanes en 2015 por negarse a ser casada por la fuerza, significa el recuerdo constante de otras tantas y tantas mujeres sometidas.

Durante el avance talibán en 2021 tuvieron que abandonar el país. Pero las periodistas de Rukhshana luchan por un periodismo basado en hechos, de investigación imparcial contando historias desde una perspectiva de género para poner en evidencia cómo el régimen talibán afecta totalmente a las mujeres afganas[5]. El coste de decir la verdad es la muerte en Afganistán, con suerte solo el encarcelamiento y los malos tratos. ¿Qué verdad se puede informar si en pocos meses se han cerrado más de 500 medios de comunicación?

Lamentablemente, Afganistán está fuera de la atención mediática y las mujeres afganas son las que más sufren las consecuencias del abandono de Occidente, y si no reciben ayuda seguirán en peligro de ser sometidas, esclavizadas, maltratadas y negadas en su dignidad.

¿Por qué nadie dice ya nada? ¿Por qué una noticia como la de las mujeres periodistas en TV no ocupa más que uno pocos titulares?

Lo noticiable es perecedero. Y hoy interesa lo que mañana no interesará. Sobre todo si nuestros intereses no están en juego.

El 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, Amnistía Internacional publicó un artículo[6] acerca del mapa de la censura periodística en el mundo. Respecto a Afganistán ponía de manifiesto las numerosas mujeres periodistas que han tenido que huir del país porque temían por su vida. El régimen talibán, al igual que tantos otros, creen en su ceguera totalitaria que matando, encerrando o tapando a las mensajeras desaparece la realidad que divulgaban en su noticia. Pero no es así, porque allí donde estén seguirán difundiendo la verdad de lo que acontece en un país atormentado por un régimen opresivo y autocrático, cruel y despiadado.

EQUIPO COMUNICACIÓN AMNISTÍA INTERNACIONAL COMUNIDAD VALENCIANA

A.Emma Sopeña Balordi

Responsable de redes y blog Amnistía Internacional Comunidad Valenciana

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay


[1] https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2021/09/07/ser-mujer-bajo-la-sharia/

[2] https://theobjective.com/internacional/2022-05-21/periodistas-afganistan-burka/

[3] https://elpais.com/espana/comunidad-valenciana/2022-05-03/zahra-joya-periodista-afgana-no-entiendo-el-silencio-de-las-mujeres-del-mundo-sobre-los-crimenes-de-los-talibanes.html

[4] https://time.com/collection/women-of-the-year/6150546/zahra-joya/

[5] https://www.lavanguardia.com/local/valencia/20220503/8240212/rukshana-media-periodistas-desapareciendo-panorama-mediatico-afgano-simplemente-mujeres.html

[6] https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/libertad-de-prensa-principales-amenazas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.