Andalucía
Andalucía

Las personas que defienden los Derechos Humanos están sufriendo acoso, tortura, encarcelamiento y muerte. El 75% de los defensores de DDHH asesinados lo fueron en el continente americano y fueron sobre todo líderes campesinos o líderes sociales, como la hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016.

NO SOMOS INDIFERENTES

Decía el famoso defensor de los Derechos Humanos, Martin Luther King, asesinado el 4 abril de 1968, que no temía a la gente mala sino la indiferencia de la gente buena. Él, como otros muchos defensores, predijo que lo asesinarían, pero nadie le hizo caso y fue finalmente asesinado. Como lo fue también la política y expresidenta Benazir Bhutto, antigua primera ministra de Pakistán (1988-90; 1993-96), asesinada el 27 de diciembre de 2007 durante un mitin. Además de defensora de los derechos de la mujer en su país fue una de la primera mujeres que llegó a la presidencia de un país islámico.
Personas como Martin Luther King o Benazir Bhutto son lo que nosotros llamamos “Valientes”. Y, con la popularización de las redes sociales, Amnistía Internacional puso en marcha su campaña  “Valientes” para defender a estos hombres y mujeres que luchan por los DDHH.
Las personas que defienden los Derechos Humanos están sufriendo acoso, tortura, encarcelamiento y muerte. El 75% de los defensores de DDHH asesinados lo fueron en el continente americano y fueron sobre todo líderes campesinos o líderes sociales, como la hondureña Berta Cáceres, asesinada en 2016. En otras regiones, como en los países islámicos, las más vulnerables están siendo las mujeres que luchan por sus propios derechos, como la defensora egipcia Amal  Fathy, que fue detenida por hablar del acoso sexual en facebook, en arresto domiciliario hasta hace poco; o como la abogada iraní Nasrin Sotoudeh, condenada a 148 latigazos y 38 años de prisión por defender a mujeres que se negaban a usar el velo o el hijab.
Otro sector torturado y perseguido que no debemos olvidar es el colectivo LGTBI. Hay aún hoy 11 países en el mundo donde tener relaciones homoxesuales está penalizado con la pena de muerte. A esta negra lista de países se acaba de unir, en este mismo mes, el estado de Brunéi. En otros países, mayoritariamente en países islámicos como Catar, Emiratos Árabes Unidos o Pakistán, los homosexuales son torturados.
Pero si hay un caso en el que se unen todas estas circunstancias es el de Marielle Franco, concejala brasileña, defensora de los grupos más vulnerables, negra y homosexual. Marielle Franco fue asesinada a balazos en Río de Janeiro junto con su chófer. Amnistía Internacional ha lanzado una ciberacción para que se investigue y se pida justicia.
No queremos olvidar tampoco los ataques y la persecución de quienes informan, como es el caso de Edward Snowden, que puede ser condenado a 30 años de prisión por dar a conocer al mundo la vigilancia masiva ilegal por parte del gobierno americano, ni a los dirigentes de las protestas prodemocracia en China, de la llamada “revolución de los paraguas”, que siguen detenidos.
Y ¿Cómo podemos hacer frente a todas estas injusticias? Firmando nuestras acciones, twiteando, compartiendo en la redes, teniendo en cuenta que la opinión pública puede salvar vidas y que es muy sencillo dejar de ser indiferente sumándose a estas ciberacciones. Es necesario que, como decía Martin Luther King, la gente buena deje de ser indiferente a los actos de la gente mala.

Rosa Paloma Galán Ávila es activista del equipo de MMCC de Amnistía Internacional Andalucía.

Publicado en La Voz del Sur el 28 de abril de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *