Comunidad Valenciana
Comunidad Valenciana

LOS ALIMENTOS POR LA NUBES, Y NO LLEGAMOS Los alimentos están por las nubes. Nunca mejor dicho. Ya no se ha vuelto a hablar de la cesta de los 30 euros. Casi que mejor, porque para que ofrezcan azúcares y procesados más vale buscarse la vida entre las estanterías. Aquella cesta[1] de Carrefour, que proponía […]

LOS ALIMENTOS POR LA NUBES, Y NO LLEGAMOS

Los alimentos están por las nubes. Nunca mejor dicho.

Ya no se ha vuelto a hablar de la cesta de los 30 euros. Casi que mejor, porque para que ofrezcan azúcares y procesados más vale buscarse la vida entre las estanterías. Aquella cesta[1] de Carrefour, que proponía hasta el 8 de enero de 2023, tenía chocolate, refrescos, pero nada de huevos ni leche ni pan ni productos frescos ni carne ni pescado ni fruta y sin productos para celiacos y con un solo artículo sin gluten. Posteriormente se realizaron cambios.

Pero, la verdad, poco soluciona esto.

Sufrimos la mayor subida de precios de los últimos 34 años según la OCU[2], y el aumento seguirá ahogando a las familias, por lo menos, hasta la primavera: “La subida se irá moderando desde el 15,4% del último mes, en un contexto muy marcado aún por la guerra en Ucrania, el encarecimiento de la energía y sus efectos sobre el transporte y las cadenas de distribución”[3]. En efecto, los precios de los alimentos registraron una subida del 15,4%, la mayor de toda la serie histórica que el INE comenzó a elaborar en 1994. El contexto político internacional ha incrementado el coste de los alimentos, el encarecimiento de la energía, el alza de los precios del transporte, la sequía … la tormenta perfecta para que los precios se disparen. Y si la cesta de la compra supone un conflicto difícilmente salvable para muchos hogares, no digamos si hay que afrontar un gasto imprevisto e imprescindible, como el calentador o la estufa (sin contar que el recibo de la luz obligará a muchas personas a utilizarlos lo menos posible, por mucho frío que haga). Un total de 13,1 millones de personas (el 27,8% de la población española) se encontraban en riesgo de pobreza en 2021, según el informe “El estado de la pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2015-2022”[4]. Y miedo da la cifra de las personas que padecen Privación Material Severa (lo que significa que no pueden tomar una comida de carne o pollo o pescado cada dos días ni mantener una temperatura no gélida en sus casas), 3,9 millones (8,3% de la población).

¿No sería pues imprescindible poner esta situación en el mísmísimo centro de la agenda política? Y, como siempre, las mujeres registran peores tasas de pobreza que los hombres[5], así como los hogares monoparentales.

Da vergüenza leer que España es el cuarto país de la UE con más riesgo de pobreza y exclusión[6]. España solo dedica un 1,3% del PIB a políticas de infancia[7].

España no es muy eficiente en gasto público. El Instituto de Estudios Económicos[8] estima que la economía española podría reducir su desembolso en un 14% y seguir ofreciendo el mismo nivel de servicios[9]. Para ello solo tendría que ser más eficiente a la hora de dedicar los recursos a mejorar la vida de los ciudadanos, sobre todo de los más vulnerables.

En una época de crisis tan profunda, se hace indispensable eliminar las partidas de gasto superfluo e improductivo con el fin de dedicarlas a ayudas a las familias vulnerables, a sanidad y a impulsar un crecimiento estable del empleo.

Por mucho que nos queramos convencer de lo contrario entraremos en recesión y las familias se verán todavía más en la cuerda floja.

Hay comportamientos municipales que cuesta entender. Se nos está diciendo, por un lado, que reduzcamos la temperatura de los hogares este invierno, que nos pongamos un suéter abrigadito para estar por casa y más mantas en la cama.  Lo cual no haría ni falta decirlo porque, al ver las facturas de la luz, lo hacemos espontáneamente. Y, por el otro, hoy, 18 de noviembre, en el telediario ya nos estaban diciendo que varias ciudades van a empezar con su iluminación navideña. ¡Pero si falta más de un mes para Navidad! ¿Es realmente adecuado a las circunstancias ese dispendio? ¿Esa partida de gasto en energía no podría dedicarse a algo más humanitario? ¿A quién beneficia ese derroche?

Es necesario y urgente que los Estados tomen medidas con el fin de reducir las tasas de pobreza, porque la pobreza es un problema de Derechos Humanos que priva a las personas de la calidad de vida que merecen: la inseguridad alimentaria, sí, pero también una vivienda digna, unas condiciones de trabajo adecuadas.

«La pobreza no es únicamente la falta de ingresos, sino la privación del acceso a los derechos necesarios para disfrutar de un nivel de vida adecuado»[10].

En próximos días asistiremos a la vergonzosa estampa de alimentos en los contenedores. El 16 de octubre se conmemoró el Día Mundial de la Alimentación[11] con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo, propósito que también busca la Agenda 2030 con su meta de hambre cero. El problema no está tanto en el suministro sino más bien en la disponibilidad y el acceso.

Y tener acceso, quien lo tiene, puede significar almacenar lo que no se llegará a consumir y que se desechará al cubo de la basura una vez que se haya enranciado[12]. Sería deseable que las personas que tengan la suerte de poder ir alegremente con la tarjeta de crédito al supermercado no llenen el carro sin medida, y que además de valorar lo que de verdad es saludable, se valore la cantidad que se vaya a consumir. Porque los contenedores repletos de alimentos desperdiciados sonroja.

Los alimentos están por las nubes, sí, y es una obligación fundamental de Humanidad que los Estados dediquen todos sus esfuerzos a que las personas vulnerables puedan tener acceso a una alimentación adecuada y necesaria. Y que todas las personas sean sensatas en sus dispendios, aunque tengan la gran suerte de no pasar privaciones.

Imagen de Hans en Pixabay

EQUIPO COMUNICACIÓN AMNISTÍA INTERNACIONAL COMUNIDAD VALENCIANA

A.Emma Sopeña Balordi

Responsable de redes y blog Amnistía Internacional Comunidad Valenciana

Email:  medios.comunidadvalenciana@es.amnesty.org

Twitter : @AmnistiaCV

Instagram : @amnistiacomunidavalenciana

Facebook : @amnistiainternacionalcomunidadvalenciana

Ivoox : https://www.ivoox.com/perfil-amnistiamedioscv_aj_22580798_1.html

Amnistía Internacional Valencia

c/Carniceros, 14, bajo, derecha

46001 Valencia

(34) 96 3913984


[1] https://www.elcomercio.es/sociedad/cesta-compra-carrefour-economica-productos-treinta-euros-carrefour-ahorro-20220912162510-nt.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.elcomercio.es%2Feconomia%2Fcesta-compra-subida-precios-alcampo-twitter-20221013120426-nt.html

[2] https://www.elcomercio.es/economia/cesta-compra-subida-precios-alcampo-twitter-20221013120426-nt.html

[3] https://www.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/precios-alimentos-aumento-presionara-bolsillo-primavera/2876836/

[4] https://www.eapn.es/estadodepobreza/

Presentado en el Congreso por La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES)

[5] https://www.rtve.es/noticias/20210311/mujer-desempleada-hijos-nuevo-perfil-pobreza-espana/2081845.shtml

[6] https://www.rtve.es/noticias/20221014/pobreza-espana-mas-13-millones-personas-riesgo-2021-casi-45-llego-dificilmente-fin-mes/2405949.shtml#:~:text=Un%20total%20de%2013%2C1,por%20los%20efectos%20de%20pandemia.ç

[7] https://agendapublica.elpais.com/noticia/18098/rostro-pobreza-espanaç

[8] https://www.ieemadrid.es/

[9]https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2022/03/07/6225f87c21efa0f5248b45d1.html

[10] https://www.europapress.es/sociedad/noticia-amnistia-denuncia-pobreza-mayor-crisis-derechos-humanos-mundo-suma-manifestacion-20091015143711.html

[11] https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-de-la-alimentacion

[12] https://blogs.es.amnesty.org/comunidad-valenciana/2019/10/20/estomagos-repletos-estomagos-vacios/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.