Madrid
Madrid
0

«Igual con tu fotografía haces a dos personas recapacitar»

«Las personas que se quedan sin hogar no deberían tener vergüenza; vergüenza deberíamos tener nosotros de que eso pase», señala Jorge Salgado, jurado del concurso de fotografía de Amnistía Internacional Madrid, Derechos en el Objetivo

Autora: Ana Pastor, activista del equipo de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Amnistía Internacional Madrid

Jorge Salgado es coordinador de áreas y director del área digital del Centro Internacional de Fotografía y Cine (EFTI), por donde pasan casi 1.000 alumnos/as cada año. Su amor por la fotografía llegó con la cámara que le regalaron en su primera comunión. “Química pura”, asegura.

Compagina su trabajo de fotógrafo con la enseñanza, ya sea en escuelas, colegios o en la universidad, y con sus otras dos pasiones: la música y su familia. Ahora, además, suma a su lista de actividades formar parte del jurado del I Concurso de Fotografía por el Derecho a la Vivienda: Derechos en el Objetivo. 

¿Qué retos y desafíos te podrías encontrar si tuvieras que hacer tú una de las fotografías para el concurso?

Lo más complicado, creo yo, es conseguir una fotografía que toque la sensibilidad, sin ser macabro o amarillista. Cuando tienes delante un tema de estos, hay que ser muy delicado y evitar caer en tópicos. Cuando se habla de desahucios o de personas sin hogar, a todos se nos viene a la cabeza algún que otro tópico, ¿verdad? Esto sucede sobre todo por desconocimiento, no por querer hacer algo morboso, por eso antes está bien informarse un poco. Pero como digo, sobre todo tener respeto, porque se trata de reflejar una realidad donde hay personas. El mayor reto sería eso, hacer fotografías hermosas, pero a la vez reales.

Como fotógrafo profesional, ¿te has enfrentado alguna vez a una temática como la de este concurso?

No, no, como fotógrafo profesional no. Yo me dedico a hacer fotografía para publicidad, es decir, todo lo contrario a esto. Me dedico a sacar lo bonito, lo bello, no a hacer denuncia. 

¿Cómo se puede representar un derecho como es el derecho a la vivienda?

Lo primero, no sacaría edificios. El drama de la no vivienda es el de las personas, la desprotección a la que se enfrentan y que tienen. Lo afrontaría como un tema más psicológico que otra cosa. Yo me preguntaría, ¿qué se siente al no tener vivienda?. Además, intentaría reflejar una realidad fuera de estereotipos y tópicos, como te decía antes, porque este problema afecta a muchas personas, personas como tú y como yo, que van por la calle arregladas y aseadas, pero tienen este drama. Antes sí que tal vez era algo que se identificaba con cartones, calles y puentes, pero ya no es así. Lo que pasa es que es un tema tabú, y no debería ser así. Las personas que se quedan sin hogar no deberían tener vergüenza; vergüenza deberíamos tener nosotros de que eso pase. 

Eres experto en retoque digital, ¿cómo ves que se utilice en un concurso como este?

La respuesta fácil y moralmente correcta es que no debería usarse el retoque digital, pero lo cierto es que yo apuesto por él. En este caso, podemos decir que el fin justifica los medios. ¿Por qué? Porque si hay que exagerar las imágenes un poco para sensibilizar sobre un tema tan grave como este, adelante. En una foto normal, no podemos expresar todo, pero en cambio con el retoque podemos hacer que el espectador sienta. Y esto puede darse con un pequeño cambio de luz y desenfoque. Algunos concursos son muy estrictos con el tema y no permiten nada, otros permiten de todo. Ambos estilos son raros de encontrar. Normalmente se permiten ciertas alteraciones de luz y color. Pero hacer uso de estos recursos es una opción personal, claro. 

¿Qué diría a la gente para que se animara a participar en este concurso? 

Que participar no es solo optar al premio o a los halagos. Que piensen en la ayuda de visibilizar una problemática y un derecho tan importante y básico como el derecho a la vivienda. Hoy en día leemos poco, pero consumimos muchas imágenes, por eso es más fácil que una persona se pare a ver las imágenes de este concurso a que se lea un artículo denunciando el tema. Y a esa  persona podemos ayudarle a reflexionar y pensar sobre el tema. Es decir, participar en este concurso es una cuestión social, casi una obligación moral. Igual con tu fotografía haces a dos personas recapacitar y pensar, y con eso ya has hecho muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *