Madrid
Madrid
0
Incineradora Valdemingómez

Se convoca la III Marcha que pide el cierre de la incineradora de Valdemingómez

El próximo 30 de enero se convoca la III Marcha por el Cierre de Valdemingómez, la mesa de trabajo está integrada por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, Ecologistas en Acción y el Grupo de Medio Ambiente GRAMA.

La mesa de trabajo por el cierre de la incineradora de Valdemíngomez considera que la contaminación por incineración de residuos urbanos en la Incineradora de Valdemingómez afecta directamente al derecho a la vida, la salud y el medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible de cerca de 700.000 personas del sur de la ciudad de Madrid y los municipios de Rivas Vaciamadrid, Getafe y Perales del Río. Pudiendo afectar particularmente a las mujeres, las personas mayores y la infancia, incluidas las generaciones futuras, por las alteraciones en la salud reproductiva y por la persistencia de los contaminantes.

Amnistía Internacional Madrid participa -desde febrero de 2021- como entidad observadora en esta Mesa de Trabajo, integrada por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, Ecologistas en Acción y el Grupo de Medio Ambiente GRAMA.

La mesa de trabajo explica que son muchas las razones para apoyar el cierre de la Incineradora de Valdemingómez: Crea problemas de salud por las emisiones de dioxinas y furanos, emite cantidades notables de metano, que contribuyen al calentamiento global, puede crear problemas de futuro en suelo y acuíferos por la acumulación de residuos tóxicos como cenizas y escorias, o agravar la desigualdad regional, ente otros.

Además, la mesa considera que puede mejorarse el método de recogida de residuos en origen para que la cantidad de residuos que se entierre sea la menos posible, cumpliendo con las directivas europeas, y que en el vertedero no haya materia orgánica, lo que eliminaría los malos olores en varios kilómetros a la redonda

El próximo 30 de enero se convoca la III Marcha por el Cierre de la Incineradora de Valdemingómez para demandar que las personas personas afectadas, incluidas quienes trabajan en la Incineradora, estén debidamente informadas sobre lo que está sucediendo y puedan participar en las decisiones sobre su futuro, a través de sus asociaciones representativas, y proponer un nuevo plan con el horizonte del cierre en 2025.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.