Cantabria
Cantabria

Oyub Titiev es un defensor checheno de los derechos humanos y jefe de una ONG rusa en la oficina del Memorial en Grozny, Chechenia. El 9 de enero de 2018, fue arrestado arbitrariamente por la policía por cargos falsos de posesión de drogas. Oyub Titiev fue llevado a la comisaría de policía y permaneció incomunicado durante varias horas. La policía alegó que encontraron drogas en su coche, pero el registro se llevó a cabo con violaciones procesales tan significativas que la policía tuvo que volver a llevarlo a cabo varias horas más tarde y en presencia de “testigos”. El 11 de enero de 2018, el Tribunal de Shali (Chechenia) ordenó que Oyub que permaneciera en prisión preventiva. Poco después de la detención de Oyub Titiev, su familia fue presionada y, como resultado, ha abandonado Chechenia. Oyub fue amenazado con inventar un caso penal contra su hijo y/o sobrino, en caso de que no confesara los cargos penales que se le imputaban.

Últimas noticias sobre el caso:

18 de marzo de 2019

Rusia: El encarcelamiento del defensor checheno de los derechos humanos Oyub Titiev deja la justicia en la cuneta.

Tras la decisión adoptada hoy por el tribunal de la ciudad de Shali, en Chechenia, de condenar a Oyub Tititev, defensor de los derechos humanos y preso de conciencia, a cuatro años en una  penitenciaria,  Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa oriental y Asia central ha declarado:

“La sentencia de cuatro años de prisión impuesta a Oyub Tititev es una afrenta a los derechos humanos, la razón y la justicia. Al declararlo culpable, a pesar de todas las pruebas de lo contrario, el tribunal ha demostrado cuán profundamente defectuoso es el sistema judicial ruso. El tribunal  ha demostrado ser poco más que una herramienta que las autoridades regionales han utilizado para silenciar a uno de los últimos defensores de los derechos humanos que trabajan en Chechenia.

“Cuando comenzó este simulacro de juicio, la comunidad de derechos humanos pidió a las autoridades rusas que transfirieran los procedimientos fuera de Chechenia, señalando que el tribunal estará bajo la presión de las autoridades regionales y no podrá juzgar a Oyub de manera justa y llegar a una decisión independiente. Al no hacerlo, las autoridades federales rusas demostraron ser cómplices de esta grave injusticia y de la violación de los derechos humanos de Oyub Titiev.

“Hacemos un llamamiento a las autoridades rusas para que liberen inmediata e incondicionalmente a Oyub Titiev, ya que es un preso de conciencia, encarcelado únicamente por su labor en materia de derechos humanos en Chechenia”.

 

Objetivos a conseguir:

La libertad de Oyub. para ello es necesario seguir presionando a las autoridades rusas

 

Qué hacer

  • Mandar cartas o twitter a Vladimir Putin

Modelo de carta: Para mandar en inglés. También puedes ver su traducción en castellano


  Twitter: @KremlinRussia             @PutinRF

CARTA EN INGLÉS

 

 President of the  Russian Federation

Vladimir Putin

Ul. Illyinka, 23

RUSSIAN FEDERATION

 

                                                                                                   Locality,

Mr. President:

Significant human rights violations are being committed in Chechnya, in this case in the Russian NGO Memorial in Grozny, Chechnya.

One example is the four-year prison sentence of human rights defender Oyub Titiev.

Oyub Titiev, head of Memorial in Grozny, was arbitrarily arrested on 9 January 2018 by the police on false charges of drug possession and held incommunicado for hours. The police alleged to have found drugs in his car, given the important procedural infractions the police had to repeat, hours later, the search in the presence of “witnesses”.

On 11 January 218, a court at the Shalinsky Administrative Centre (Shali), Chechnya, ordered Oyub Titiev to remain in pre-trial detention for two months, the detention was subsequently extended several times and he remained in pre-trial detention until the day of sentencing, 18 March 2019, to four years’ imprisonment.

During this time, the Court rejected all motions submitted to the judge by the defence.

Shortly after Oyub Titiev’s arrest, his family was pressured and, as a result, left Chechnya. Specifically, Oyub was told that a criminal case would be fabricated against his son and/or nephew if Oyub did not confess the criminal charges against him.

The case of Oyub Titiev seems to be a clear example of how to scare human rights defenders in Chechnya and, as far as Oyub Titiev is concerned, punishes him for his investigation into disappearances, abductions and torture.

As Head of State and “guarantor of the Constitution of the Russian Federation, the rights and freedoms of man and citizen” (Article 80 of the Russian Constitution), the President can directly influence the Chechen Head Ramzan Kadirov.

Mr President, I call for the immediate and unconditional release of Oyub Titiev and the immediate withdrawal of all charges and any criminal proceedings against him; for an immediate, impartial and effective investigation into the circumstances that led to Oyub Titiev’s arbitrary detention, including charges of presenting false evidence, and for all responsible persons to be held accountable.

 

Yours faithfully.

 


Traducción en español 

                                                                                                    Localidad,

Señor Presidente:

En Chechenia están teniendo lugar importantes violaciones de los derechos humanos, en este caso en la ONG rusa Memorial en Grozny, Chechenia.

Sirva  como ejemplo la condena a cuatro años de prisión del defensor de los derechos humanos Oyub Titiev.

Oyub Titiev , jefe  de Memorial en Grozny,  fue arrestado el 9 de enero de 2018,  arbitrariamente por la policía, con acusaciones falsas de posesión de drogas y mantenido en régimen de incomunicación durante horas. La policía alegó haber encontrado drogas en su automóvil, dada las violaciones procesales tan significativas la policía tuvo que repetir, horas más tarde,  el registro en presencia de “testigos”.

El 11 de enero de 218, un tribunal del Centro Administrativo de Shalinsky (Shali), Chechenia, ordenó que Oyub Titiev permaneciera en prisión preventiva dos meses, la detención se extendió posteriormente varias veces, y ha  permanecido en prisión  hasta el día de la sentencia, el 18 de marzo de 2019,  a cuatro años de prisión.

Durante este tiempo el Tribunal rechazó todas las mociones presentadas al juez  por la defensa.

Poco después del arresto de Oyub Titiev, su familia fue presionada y, como resultado, ha abandonado Chechenia. Concretamente, se le dijo a Oyub que un caso criminal sería fabricado, contra su hijo y/o sobrino, en caso de que Oyub no confesara los cargos criminales en su contra.

El caso de Oyub Titiev parece un claro ejemplo de atemorizar a los defensores de derechos humanos en Chechenia, y en lo que a Oyub Titiev se refiere, castigarlo por su investigación sobre, desapariciones, secuestros y torturas.

Como Jefe de Estado y “garante de la Constitución de la Federación Rusa, de los derechos y libertades  del hombre y del ciudadano” (artículo 80 de la Constitución Rusa), el Presidente puede influir directamente en el Jefe de Chechenia Ramzan Kadirov.

Sr. Presidente, le pido que Oyub Titiev sea  puesto en libertad de inmediato y sin condiciones, y todos los cargos y cualquier procedimiento penal en curso contra él se retiren de inmediato; que se  lleve a cabo una investigación inmediata, imparcial y efectiva de las circunstancias que llevaron a la detención arbitraria de Oyub Titiev, incluidas las acusaciones de colocación  de pruebas, y hacer rendir cuentas a todo aquel que sea declarado responsable.

Atentamente.

 

 

 

 


Más información sobre el caso:

ANTECEDENTES

Oyub Titiev ha estado trabajando con Memorial desde principios de la década de 2000, primero como voluntario para ayudar a su colega Natalia Estemirova en 2001 y luego se unió formalmente a la organización en 2002. Tras el asesinato de Natalia Estemirova en 2009, asumió el cargo de director de la oficina de Memorial en Chechenia. El personal de Memorial sobre el terreno ha sido fundamental para poner de relieve las violaciones generalizadas de los derechos humanos que tuvieron lugar en Chechenia durante el primer y segundo conflicto checheno. Continúan su crucial labor de documentar las graves violaciones de los derechos humanos que se cometen en la actualidad. Durante los últimos meses antes de su detención, Oyub Titiev estaba trabajando en el caso de 27 chechenos supuestamente desaparecidos a la fuerza y asesinados a tiros por la policía en la noche del 26 de enero de 2017. Oyub no sólo gestionó el trabajo de la organización, sino que también ofreció consultas a las personas que acudieron al Memorial con sus quejas. Proporcionó asistencia jurídica y preparó informes sobre abusos de los derechos humanos. Viajó constantemente al lugar de los hechos en toda la República de Chechenia, entrevistó a las víctimas de la tortura y la violencia y a los familiares de las personas que fueron llevadas por hombres armados a lugares desconocidos y desaparecieron. Oyub buscó testigos oculares, siempre muy preocupado de proporcionar seguridad a todos los que entrevistó.

Debido al hecho de que Memorial ha reunido informes  y dado  asistencia legal a las víctimas, se han presentado y ganado más de un centenar de solicitudes ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la mayoría de las cuales se refieren a desapariciones forzadas. Debido al interminable acoso, amenazas y asesinatos en 2009 en el caso de Natalia Estemirova, quedan muy pocas organizaciones de derechos humanos en Chechenia, y las que siguen trabajando allí a menudo lo hacen “bajo el radar”. Esto sucede en el contexto de las continuas desapariciones, torturas y asesinatos en un clima de total impunidad. Los familiares de las víctimas tienen ahora a menudo miedo de pedir ayuda a los activistas de derechos humanos por miedo a empeorar su propia situación, miedo a las represalias y al castigo colectivo.

Es Presidente de la República de Chechenia, Ramzan Kadyrov, declaraba en 2018 “Los llamados defensores de los derechos humanos no tienen derecho  a andar por mi territorio Que caminen por ahora , que vengan a Shali a las audiencias de la corte de Titiev, a Grozny. Pero una vez que el juicio haya terminado, no…. Se les prohibirá la entrada a nuestro territorio porque se interponen en el camino de la paz de nuestro pueblo. Se lo digo oficialmente a los defensores de los derechos humanos: una vez que el tribunal emita su fallo (en el caso de Titiev), Chechenia será un territorio prohibido para ellos, al igual que para los terroristas, extremistas y otros porque ellos mismos son provocadores….”.

QUÉ LLEVÓ A OYUB TITIEV AL TRABAJO POR LOS DERECHOS HUMANOS

Oyub Titiev siempre ha sido un ávido aficionado al deporte y solía enseñar educación física en una escuela de su pueblo natal, Kurchaloy, en Chechenia. A mediados de 1980, Oyub y un colega organizaron un club de boxeo, uno de los primeros en Chechenia. El presidente de “Memorial”, Aleksander Cherkasov, recuerda que Oyub siempre ha estado muy atento al club, ya que para él el destino del club, y el de sus estudiantes, era increíblemente importante.

Trágicamente, una generación de sus estudiantes se alistó en las fuerzas armadas y fueron asesinados en la Primera Guerra de Chechenia (diciembre de 1994-agosto de 1996), muchos de ellos en un solo día, entre ellos tres de los primos de Oyub y su sobrino.  Oyub caminó por el campo, intentando recoger lo que quedaba de sus restos. Más tarde comenzó a ayudar a sus vecinos en la búsqueda de familiares encarcelados y de los cadáveres de los muertos. En el año 2000 Natalia Estemirova vino a Kurchaloy para recoger pruebas de secuestros y asesinatos, de saqueos cometidos por los militares durante la operación de “limpieza” de la aldea. Oyub se ofreció como voluntario para ayudarla y en 2002 se unió al Memorial como miembro del personal.

En reconocimiento a su trabajo, Oyub fue galardonado con el premio Havel Vaclav de Derechos Humanos por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el 8 de octubre de 2018. Durante la ceremonia de entrega de premios, el Presidente de la APCE declaró que “la actividad [de Oyub] en la República de Chechenia es muy importante para la Asamblea porque hemos examinado el respeto de los derechos humanos en esta república en la Federación de Rusia y en el Cáucaso septentrional”. Somos plenamente conscientes de las dificultades a las que se enfrentan el Sr. Titiev y sus colaboradores. Este premio es un mensaje que enviamos a todos los que trabajan en esta región para reafirmar el estado de derecho y los derechos humanos: continúen, pueden estar seguros de nuestro apoyo. Representamos a 800 millones de ciudadanos aquí en Europa”.

Amnistía Internacional cree que el caso contra Oyub Titiev ha sido fabricado y que ha sido encarcelado para silenciarlo y obstruir su labor en pro de los derechos humanos. Oyub Titiev es un preso de conciencia, detenido únicamente por su pacífica labor en pro de los derechos humanos. Todos los cargos en su contra deben ser retirados y debe ser liberado inmediata e incondicionalmente.