Madrid
Madrid
0

Vulneración de los derechos de las personas LGTBi en Madrid durante la pandemia del COVID-19

La pandemia del COVID-19 ha aflorado vulneraciones de derechos que anteriormente permanecían ocultas. Desde COGAM (Colectivo LGTBI de la Comunidad de Madrid), hemos atendido en los últimos meses, a mujeres trans y a hombres dedicados al trabajo sexual que han visto cómo sus ingresos desaparecían, sintiendose desamparados al no estar en situación legal en nuestro país o no estar regulada la actividad que realizan, lo que les ha impedido tener prestaciones, marginándoles aún más.

Autores: Raúl García Esteban y Carmen García Merlo, gerente y presidenta de COGAM – Colectivo LGTBI+ de Madrid

Especialmente dura ha sido -y es- la situación de muchas personas trans que se sienten rechazadas cuando acuden a recursos, lo que aumenta el  estigma y la discriminación sobre ellas. Todo ello sumando a que durante estos meses las personas trans han sufrido un desabastecimiento de medicación hormonal, con dificultad en la obtención de tratamientos sustitutivos como consecuencia de la cancelación de las atenciones médicas y de la escasez en el mercado de estos. Así mismo hay centros que no han administrado los tratamientos hormonales, teniendo que proceder a la autoadministración de sus tratamientos en los casos de hombres trans. Las citas y los seguimientos en unidades especializadas de las personas en tratamiento se han cancelado y demorado en meses, por lo que los efectos de la medicación están sin control facultativo.

Especialmente sensible ha sido el caso de las personas con VIH que durante un tiempo no han tenido garantizado su tratamiento antirretroviral

Así pues, seguimos viendo en Madrid personas migrantes no regularizadas a las que se les ponen trabas para el acceso al sistema sanitario. Por ejemplo se las ha impedido tener el código DAR o TIR (que hacen las veces de tarjeta sanitaria) para acceder a los centros sanitarios y, por lo tanto, no han podido acceder a la atención y/o a recetas necesarias para sus tratamientos. Especialmente sensible ha sido el caso de las personas con VIH que durante un tiempo no han tenido garantizado su tratamiento antirretroviral.

Además, se ha comprometido el acceso a los recursos de la administración en igualdad de condiciones, ya que ha habido una falta de atención e información al eliminar, en muchos casos, la atención presencial, limitándola a medios telemáticos. Esta limitación ha puesto en evidencia la  brecha digital de parte de la población más vulnerable, al no contar con los recursos tecnológicos, no tener dinero para su conexión o no disponer de las habilidades necesarias para manejarlos correctamente.

© REUTERS/Jonathan Ernst

Por último, esta crisis se ha cebado en aquellas personas en situación de vulnerabilidad que no disponen de redes de apoyo: debido a la falta o retraso de ayudas económicas desde COGAM nos hemos ocupado de  asegurar su alimentación o alojamiento. También de las que han sido  expulsadas de sus habitaciones o pisos al no poder afrontar el pago del alquiler tras quedarse sin ingresos y, otras muchas, han tenido problemas de violencia por LGTBfobia en sus viviendas al convivir en viviendas compartidas sobreocupadas.

Por todo este año más que nunca, celebramos un Orgullo 2020 por las mujeres LTB+ y, especialmente, por las personas LGTBI más vulnerables.  Puedes ver más sobre nuestro trabajo en https://www.cogam.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code