Madrid
Madrid
0

“Derechos en el Objetivo es una gran combinación de activismo y arte”

Como señala el presidente de Amnistía Internacional Madrid, España sigue viviendo por una grave crisis de derechos humanos, y en particular, una crisis de vivienda que quiere ser retratada con la organización del concurso ‘Derechos En El Objetivo’

Autor: Equipo de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Amnistía Internacional Madrid

Poco después de llegar a la presidencia de Amnistía Internacional Madrid, Álvaro Ros (Ingeniero, Politólogo y MBA, y  responsable de alianzas y relaciones institucionales en una fundación que trabaja en favor de una educación de calidad en todo el mundo) se encuentra con el primero de varios retos en esta nueva etapa: formar parte del jurado profesional del I Concurso de Fotografía por el Derecho a la Vivienda, Derechos en el Objetivo.

 

“¡Más que un reto es un placer! Es algo maravilloso, estoy muy orgulloso”, explica amable en esta entrevista, donde nos habla de la importancia de iniciativas como la de este concurso y del trabajo de Amnistía Internacional por el derecho a la vivienda.

 

¿Por qué es importante un concurso como este? ¿Qué tiene este concurso que no tengan otros?

Es algo innovador. Es una nueva fórmula para visibilizar una realidad muy presente desde la última crisis económica: mostrar lo que es el derecho a la vivienda, concienciar y movilizar. Un concurso como éste es muy interesante porque ayuda a visibilizar lo que es una crisis de derechos humanos en España, en este caso sobre el derecho a la vivienda. Desde la última crisis económica sabemos que muchas personas han perdido o están en riesgo de perder su vivienda, y esto puede ser como consecuencia de desalojos hipotecarios o por falta de pago de alquiler. En estas situaciones, las autoridades, en vez de ofrecer una alternativa habitacional, un derecho que aparece en la constitución, no ofrecen nada.

¿Qué le dirías a la gente para que se animara a participar en el concurso?

Que es una muy buena oportunidad para que aquellos fotógrafos y fotógrafas aporten su granito de arena en el activismo en favor del derecho a la vivienda haciendo lo que mejor saben hacer, que es fotografía. Además, este tipo de concursos tienen muchas posibilidades de convertirse en exposiciones itinerantes por otras comunidades. Esta iniciativa, Derechos en el Objetivo, es una muy buena combinación de activismo y arte. ¡Que lo hagan cuanto antes, que sólo quedan quince días!

Este concurso es un tipo de movilización, se trata de que las y los participantes puedan aportar su granito de arena

¿Cómo puede representar una imagen el derecho a la vivienda?

Sé que parece complicado, pero incluso yo, no siendo fotógrafo profesional, hago mis fotos, las subo a Instagram, etc, y muestro en el día a día situaciones que evocan sentimientos. Esto es parecido, sólo que la temática es más seria. Creo que una imagen, recurriendo al refranero español, vale más que mil palabras. Con una imagen se pueden representar emociones, valores que muchas veces no se pueden expresar con palabras, y la gracia de este concurso es precisamente eso, decir con una imagen algo que con palabras no siempre se puede transmitir.

Al final este concurso es un tipo de movilización, se trata de que las personas participantes puedan aportar su granito de arena; y debemos dejar al albur de la creatividad de cada cual cómo va a ser esta contribución y este apoyo.

Con una imagen se pueden representar emociones, valores que muchas veces no se pueden expresar con palabras

¿Crees que habrá más fotos en tono de denuncia, que reflejen la falta de vivienda, o en tono positivo, reflejando lo que sí es tener una?

Una combinación. Yo creo que recibiremos imágenes con un toque de denuncia y de visibilización de lo que supone o qué puede suponer no poder disfrutar de este derecho, y creo que también habrá imágenes de con una visión optimista, con una visión de lo que el derecho a la vivienda nos permite. La vivienda es sinónimo de hogar, así que habrá imágenes que representen esto: la familia comiendo, cocinando, jugando… Habrá de todo. Me puedo imaginar muchas cosas, pero ¡seguro que no hacen justicia a la creatividad de la gente!

Háblanos sobre la estrategia de vivienda de Amnistía Internacional Madrid (AIM).

Ahora mismo la vivienda es una de las prioridades de Amnistía Internacional Madrid y lo seguirá siendo a lo largo del año. Por eso este concurso es tan importante.

De hecho, la semana pasada participamos en lo que iba a ser un desahucio que al final se paralizó. Participamos como Amnistía Internacional Madrid, como observadores que buscan siempre que se garantice una alternativa habitacional a la familia que se va a desahuciar, así como para asegurar que los cuerpos de seguridad del Estado durante el desahucio respetan todos los derechos civiles de las personas que están ahí manifestándose contra el desahucio. Por suerte, en este caso, se paralizó el desahucio temporalmente.

Y ¿qué otras acciones se llevan a cabo desde la organización para defender este derecho?

Hacemos movilización e incidencia política. La movilización puede ser ad hoc, en un desahucio concreto como el que he mencionado, o pueden ser acciones organizadas como recogidas de firmas o charlas. En un desahucio participamos como observadores para garantizar el respeto a los derechos humanos, en los otros casos tratamos de concienciar y recabar apoyos. En este sentido son muy importantes los grupos locales de la Comunidad de Madrid, y por supuesto todas las personas activistas que trabajan con nuestra organización.

Con toda la información que recogemos a través de desahucios concretos y del análisis de la situación en general, para lo cual también trabajamos en red con otras organizaciones de la Comunidad, hacemos incidencia política en el Parlamento de la región y en los distintos ayuntamientos. La incidencia es para conseguir cambios legislativos, cambios que garanticen que siempre haya una alternativa habitacional, porque todo el mundo tiene derecho a la vivienda, como dice la Constitución. Ojo, no decimos que el desahucio no pueda tener lugar, lógicamente, pero el derecho a la propiedad privada no puede pasar por encima del derecho a la vivienda, y por eso debe haber siempre una alternativa habitacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *