Madrid
Madrid
0

Deuda, pandemia y justicia climática

Hoy, en el Día de la Tierra, revisamos el problema de deuda de los países en vías de desarrollo, de la necesidad de cancelar su deuda y de las ayudas financieras necesarias para abordar una recuperación económica que incluya la transición ecológica justa

Autor: Mario Grande, Equipo de Derechos Sociales, Sociales, Culturales y Ambientales de Amnistía Internacional Madrid

«No se puede gastar más de lo que se ingresa, no se puede vivir por encima de las posibilidades», así decían antes de la pandemia para justificar las medidas de austeridad de la última década. De hecho, se reformó la Constitución en el verano de 2011 para recoger la prioridad absoluta del pago de la deuda pública sobre cualquier otro gasto del Estado. De ahí los recortes en sanidad, educación y protección social, cuyas consecuencias son evidentes en la crisis provocada por la COVID-19. «No se puede gastar más de lo que se ingresa», repetían. A primera vista, parece de sentido común. Pero tiene trampa. Es de sentido común en la esfera particular o la de las empresas, que se arruinan cuando los gastos superan a los ingresos. Sin embargo, en el caso del Estado es distinto. El Estado puede financiarse con impuestos o a través del banco central (Banco de España o Banco Central Europeo). Es decir, el Estado puede decidir aumentar los ingresos en vez de reducir los gastos. Luego la austeridad para pagar la deuda pública que se nos presenta machaconamente como única alternativa de sentido común, no lo es. Es una opción, presentada como la única solución de sentido común. Era absurdo que el Estado gastara más de lo que ingresaba… porque había renunciado a ingresar más a través del Banco de España e impuestos a los más ricos. 

Entonces el Estado empezó a financiarse acudiendo a “los mercados”, que eran los que compraban sus emisiones de deuda. Con el tiempo, los compradores de deuda del Estado empezaron a revenderla y especular con ella. Acabó convirtiéndose en un negocio mucho más lucrativo que invertir en la economía productiva en tiempos de crisis. De esta forma los Estados han acabado sometidos al imperio de instituciones financieras internacionales que negocian con la deuda que emiten los Estados. Los más ricos, en vez de pagar impuestos, se han convertido en los prestamistas. Y cuando los Estados no pueden pagar la deuda, “los mercados” les exigen “reformas estructurales” para que saquen dinero de debajo de las piedras (abaratando despidos, congelando pensiones, privatizando servicios públicos, promoviendo en el mejor de los casos un desarrollo económico sin desarrollo social), a costa de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales de la mayoría de la población.

Además, el pago de la deuda agudiza la desigualdad entre países ricos y países pobres. Los países pobres entran en un círculo vicioso de deuda-crisis del sistema de salud-estancamiento económico. Por eso nuestra organización propone a los países ricos del G20 cancelar durante dos años la deuda de los países más pobres, liberando recursos para que puedan hacer frente a la pandemia. La cancelación de la deuda debe ir acompañada de mecanismos de transparencia y rendición de cuentas de donantes y receptores para evitar la corrupción y el despilfarro. Igualmente, debe ir acompañada de otras formas de ayuda financiera para abordar una recuperación económica que incluya la transición ecológica justa.

———————————————————————————————————

Concurso de fotografía ‘Pon derechos al clima

Amnistía Internacional Madrid ha convocado la segunda edición de su concurso fotográfico ‘Derechos en el Objetivo’ con el cambio climático como tema principal. Queremos recoger y premiar la mirada sobre el impacto del cambio climático en los derechos humanos. Los trabajos seleccionados se darán a conocer en una exposición en junio. 

La participación al concurso está abierta hasta el 30 de abril. La inscripción en el concurso y el envío de originales se hará a través del siguiente FORMULARIO web, donde se incluirá un enlace a la obra u obras a través de la plataforma WeTransfer en formato JPG (sin comprimir), y en ningún caso podrá superar los 10 MB, con una resolución mínima de 4500 pixeles por el lado más largo, tanto formato vertical como apaisado para su impresión en caso de ser seleccionadas.

Comparte tu visión al derecho a un medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible, lo que significa poder disfrutarlo, defenderlo o perderlo. 

Si tienes dudas, escríbenos a veoderechos@madrid.es.amnesty.org 

Encuentras toda la información y las bases siguiendo este enlace.

¡Anímate y participa!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code