Madrid
Madrid
0
Jani Silva

El caso de Jani Silva y ADISPA: las autoridades colombianas deben responder

Desde Amnistía Internacional insistimos para que Colombia active de modo permanente medidas preventivas, para impedir los ataques a las personas que defienden los derechos humanos. ¡Hagamos presión mandando más cartas a las autoridades colombianas!

En Colombia existe formalmente un Mecanismo estatal que proporciona medidas de protección a las personas que defienden los derechos humanos y a las víctimas del prolongado conflicto armado. Las medidas que incluye el Mecanismo son principalmente policiales (vehículos, botón de pánico, chaleco antibalas, escolta). Sin embargo, a pesar de este instrumento, menudean los ataques y, cuando se producen, es difícil identificar a los agresores y quedan en la impunidad. Paramilitares y grupos armados vinculados con el narco y oscuros intereses empresariales suelen estar detrás de estas acciones criminales.

Por eso, desde Amnistía Internacional y otras organizaciones que trabajan sobre el terreno, insistimos ante las autoridades estatales colombianas para que cumplan con las obligaciones especificadas en el Mecanismo de protección y activen también de modo permanente medidas preventivas, para impedir los ataques. Muchas veces estas medidas han de ser colectivas, pues las agresiones no afectan solo a los líderes o lideresas sociales, sino a toda una comunidad a la que se pretende desalojar y despojar de su territorio por la fuerza.

Cuántas veces las medidas del Mecanismo serían verdaderamente eficaces si se tuviera en cuenta a las comunidades para su diseño y puesta en ejecución, mejorando las infraestructuras sanitarias y educativas, los canales comerciales para la distribución de la producción comunitaria e incluso la dotación de efectivos policiales, además de facilitando el acceso a la justicia. Un aspecto prioritario deben ser las medidas que se adopten con mujeres y niñas, tanto por su relevante papel en la vida comunitaria como por la amenaza permanente de la violencia de género, particularmente grave en el caso de lideresas como Jani Silva.     

Desde hace unos meses el Grupo Local de Moratalaz de Amnistía Internacional Madrid viene enviando periódicamente cartas a las instituciones colombianas para que activen el Mecanismo y defiendan a Jani Silva y su organización ADISPA en Putumayo, en la Amazonía. Recogemos las cartas en charlas, mesas informativas o acciones en asociaciones o centros de enseñanza, para que los envíos abulten y puedan tener mayor eficacia. Las autoridades colombianas a veces se ven obligadas a responder oficialmente, invocando las medidas actuales, que son insuficientes. Sabemos que las cartas les llegan, pero no podemos bajar la guardia porque la amenaza sobre Jani Silva y ADISPA sigue ahí. Por eso te proponemos que participes en los envíos. Tu esfuerzo y el de otras personas de tu entorno suman. Tenemos que conseguir que las autoridades colombianas refuercen las medidas de protección.  

Para colaborar puedes ponerte en contacto con el Grupo Local de Moratalaz escribiéndonos a moratalaz@madrid.es.amnesty.org

¡Muchas gracias a todas las personas que ya están enviando cartas!

Grupo Local de Moratalaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code