Madrid
Madrid
0

Atención Primaria: exceso de buenas palabras, escasez de recursos efectivos

La Comunidad de Madrid, ha presupuestado en Atención Primaria para este 2022 un 8,83% más que en 2021, pero un 12,12% menos que el gasto real realizado en Atención Primaria en 2020.


• La Comunidad de Madrid, ha presupuestado  en Atención Primaria para este 2022  un 8,83%  más que en 2021, pero un 12,12% menos que el gasto real realizado  en Atención Primaria en 2020

• Ninguna Comunidad Autónoma se acerca al 25% de la inversión sanitaria que la OMS recomienda a los Estados. La inversión global en Sanidad mantiene un ligero e insuficiente aumento en 2022.


La Atención Primaria lleva protagonizando las declaraciones de las autoridades desde que se inició la pandemia pero, dos años después, los presupuestos que manejan las Comunidades Autónomas (CCAA) destinados a la Atención Primaria distan mucho del 25% del presupuesto total de sanidad tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) para tener unos servicios de atención primaria sólidos que garanticen el derecho a la salud de la población.

En los presupuestos de 2022, el crecimiento medio del peso económico que supone la inversión en Atención Primaria respecto del total destinado a Sanidad, de las CCAA sobre las que existe información pública, representa un 14,7%. Para alcanzar el porcentaje del 25% que recomienda la OMS, es urgente y necesario que las Comunidades incrementen en gran medida la partida destinada a este nivel asistencial durante muchos años y de manera sostenida en el tiempo, algo que ahora no está ocurriendo.

Es cierto que el crecimiento medio de la inversión en Atención Primaria, entre las CCAA sobre las que hay información desglosada, crece en los presupuestos de 2022 con respecto a los presupuestos de 2021 un 8,47%, pero esta cifra es prácticamente similar al incremento del gasto sanitario en atención primaria entre 2019 y 2020. Si bien es positivo ese ligero aumento, Amnistía Internacional considera que no corresponde a una apuesta decidida para reforzar la Atención Primaria. Esa cantidad apenas tiene impacto en términos de recuperación de la inversión en el nivel asistencial más marginado económicamente del Sistema Nacional de Salud, aunque hay ejemplos positivos como La Rioja o Cataluña que lideran el ranking de inversión.

Ranking de inversión en Atención Primaria

De las CCAA sobre las que hay información, las que incrementan su inversión en Atención Primaria en más de un 10% respecto a 2021 son cuatro: La Rioja 22,52%, Cataluña 16,83%, Murcia 13,04% e Islas Baleares 11,85% .

Cinco incrementan el presupuesto en menos del 10%: Madrid 8,83%, Cantabria 7,33%, Extremadura 6,24%, Islas Canarias 4,45% y Navarra 1,99%.

Y, solo una desinvierte, Galicia, que presupuesta un 1,90% menos.

Por otra parte, existen problemas de transparencia y accesibilidad a la información sobre los datos de inversión en Atención Primaria en seis Comunidades: Andalucía, Aragón, Castilla La-Mancha, Comunidad Valenciana, País Vasco y Principado de Asturias. Aunque el Presidente de Asturias compareció en el Parlamento autonómico y ofreció datos recientemente, estos no se encuentran en la información presupuestaria que ofrece la comunidad al momento del cierre de este estudio. En la información presupuestaria accesible en los sitios web institucionales de estas Comunidades no es posible identificar los créditos asignados a Atención Primaria. Amnistía Internacional les ha solicitado la información y, a pesar de haber recibido contestado no han incluido el desglose suficiente para identificar el monto concreto de la inversión prevista para la Atención Primaria de este año.

Los datos en la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid, ha incrementado en 8,36% el presupuesto en inversión sanitaria, con un total de 8.786.757.576 millones de euros para este 2022. La partida de Atención Primaria con 944.209.25 millones de euros, ha supuesto también un incremento de un 8,83% más, que el presupuesto presentado en 2021.

En los presupuestos de 2022 de la Comunidad de Madrid, el porcentaje que representa el presupuesto destinado a atención primaria del presupuesto total de sanidad es de un 10,75%, el porcentaje más bajo de todas las CC.AA sobre las que existe información pública, y muy alejado del 25% que recomienda la OMS.

Atendiendo al gasto real realizado en 2020, último año con información pública disponible, la inversión sanitaria fue de 10.077.293.595 millones de euros, esto es un 14,7% menos que lo presupuestado para este año 2022. Y el gasto real en Atención Primaria en el año 2020 fue de 1.074.526.461 millones de euros, esto es un 12,12% menos que la inversión presupuestada en AP para este año.

Personal agotado y desbordado en la Atención Primaria

Dos años después de los aplausos y los homenajes que la población dedicaba al personal sanitario desde los balcones de todo el país durante la pandemia, el personal de Atención Primara está agotado y desbordado.

El Defensor del Pueblo destacó en su último informe anual que “se ha producido en varios momentos durante el año el desbordamiento de los servicios sanitarios, en la Atención Primaria, o en los servicios de urgencias y emergencias, con las consiguientes dificultades para continuar prestando una atención ordinaria a los pacientes”.

En seis Comunidades no existen datos sobre el presupuesto de gasto en personal en atención primaria y de las que hay información, el crecimiento medio es de un 9,10% con respecto a esta partida en 2021.

En relación con estos datos, vuelve a ser una buena noticia el incremento en el presupuesto, pero sigue siendo una cantidad marginal. Hay que tener también en cuenta que estas cifras no ofrecen información sobre la calidad del empleo y contratación, cuestión esencial ya que el sector sanitario concentra un alto grado de temporalidad, lo que tiene un impacto también en la calidad de la asistencia sanitaria y el derecho a la salud de los y las pacientes.

Ranking de inversión en personal de Atención Primaria

Solo cuatro Comunidades Autónomas han incrementado el presupuesto en más del 10%: La Rioja (19,97%) y Cataluña 19,93%. Después aparecen Murcia 11,47% y Madrid 10,08%. Solo las dos primeras se acercan al 20%.

Entre las Comunidades que incrementan entre el 5 y el 10% del presupuesto aparecen dos: Islas Baleares 9,99% y Cantabria 5,91%.

Con menos del 5% de aumento de presupuesto siguen cuatro: Canarias 4,40%, Extremadura 4,31%, Navarra 4,60% y Galicia 1,02%.

La Sanidad pública sigue al límite

Después de dos años de pandemia que ha sometido al sistema público de salud a un estrés sin precedentes recientes, el crecimiento para el conjunto de las Comunidades Autónomas en relación a la inversión total en sanidad es solo de un 4,5% respecto a 2021, lo que supone menos de la mitad de lo que creció el gasto sanitario entre el 2019 y 2020 (10,8%).

Las Comunidades Autónomas no están cumpliendo con su obligación de lograr progresivamente la plena realización del derecho a la salud. Independientemente de la disponibilidad de recursos, las autoridades sanitarias tienen la obligación inmediata de adoptar las medidas adecuadas para garantizar una mejora continua y sostenida del disfrute del derecho a la salud lo largo del tiempo. Entre otras medidas, esta obligación se cumple incrementando progresivamente la inversión de recursos en los sistemas de salud. Para que las CCAA cumplan con las promesas de reforzar la Atención Primaria deben presupuestar por encima del gasto sanitario efectuado en los últimos años y de manera sostenida a medio plazo.

Ranking de inversión en Sanidad

Las dos Comunidades que más incrementan la inversión presupuestaria en Sanidad son Cataluña (9,94%) y Madrid (8,36%) seguidas de Extremadura (7,03%) y Andalucía (6,23%). La organización pide a estas Comunidades que mantengan esta tendencia alcista y que incrementen aún más el gasto sanitario durante este año.

Por debajo del 5% de incremento de inversión están: Islas Canarias (4,85%), País Vasco (4,73%), Comunidad Valenciana (4,09%) Cantabria (3,16%) y Principado de Asturias (2,70%).

Cuatro CCAA sólo incrementan la inversión por debajo del 1%: Islas Baleares (0,97%), Murcia (0,77%), Navarra (0,60%), Galicia (0,17%) y La Rioja, que se queda prácticamente igual (-0,01%)

Y, por último, hay dos que desinvierten: Aragón (-4,92%) y Castilla La Mancha (-1,24%)

Ranking de inversión en personal

El crecimiento para el conjunto de las Comunidades Autónomas en sus presupuestos es de un 7,10% más en gasto de personal que en 2021.

Pero sólo cuatro han incrementado la inversión en más de un 10%: Cataluña 20,65%, Comunidad de Madrid 12,46%, Comunidad Valenciana 7,87% e Islas Canarias 6,22%.

Las que han incrementado el presupuesto para personal en menos de un 5% son: Extremadura 3,98%, Islas Baleares 3,22%, País Vasco 2,13%, Principado de Asturias 2,01%, Aragón 1,81% y Castilla La Mancha 0,53%.

En cuanto a las que prácticamente invierten lo mismo o que desinvierten ligeramente en personal: Navarra -0,62%, Galicia -0, 01% y La Rioja -0,07%

Y, por último, las CCAA que más desinvierten en personal son Cantabria -1,87% y Murcia -1,28%.

Principales propuestas de Amnistía Internacional para invertir la situación

A corto plazo las Comunidades Autónomas deben:

  • Cumplir con su obligación de lograr progresivamente la plena realización del derecho a la salud e incrementar la inversión sanitaria, de manera especial en la atención primaria. Para ello deben llevar a cabo una inversión por encima de lo presupuestado inicialmente para este año superando, al menos, el gasto sanitario realizado en 2021, con la finalidad de reforzar las plantillas de la atención primaria e incrementar la inversión en infraestructuras y recursos materiales en los centros de atención primaria.
  • Publicar sus Planes de atención primaria con acciones y presupuesto para asegurar el cumplimiento del Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria 2022-2023 aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.
  • Las seis Comunidades Autónomas que no tienen desglosadas las partidas relativas a atención primaria (Andalucía, Aragón, Principado de Asturias, Castilla La-Mancha, Comunidad Valenciana y País Vasco) deben incrementar la accesibilidad y transparencia de la documentación presupuestaria para poder mostrar en detalle el monto específico destinado a atención primaria.

Y a medio/largo plazo:

  • Duplicar la inversión destinada a la atención primaria durante los próximos años para recuperar el peso perdido en este nivel asistencial. Esta inversión sostenida debe lograr que las demandas de atención no urgentes en atención primaria se atiendan en menos de 48 horas, tal y como fija el Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria y que el nivel de temporalidad del personal sanitario se reduzca al 8% con el fin de mejorar la calidad de la asistencia sanitaria.

Además, Amnistía Internacional solicita al Ministerio de Sanidad que recomiende el incremento de la inversión en materia de atención primaria a las Comunidades Autónomas, que publique información sobre el estado de trabajo del grupo de expertos creado para definir la evaluación de la gestión de la pandemia y que se concluya este año la evaluación de la misma.

Nueva campaña: ¿Quién más tiene que pedirlo?

Amnistía Internacional lanza hoy la campaña «¿Quién más tiene que pedirlo?» para reforzar estas peticiones a Comunidades Autónomas y Ministerio de Sanidad, respaldadas ya por más de 300 000 firmantes de la petición online. A partir del 27 de mayo, grupos de activistas de toda España saldrán a las calle para visibilizar estas demandas, informar a la ciudadanía del estado de la Atención Primaria en su región e invitarles a tomar acciones individuales y colectivas dirigidas a las autoridades exigiendo el refuerzo de este nivel asistencial.

Información adicional

El Relator Especial de Naciones Unidas sobre el derecho al más alto nivel posible de salud física y mental ha venido alertando durante los últimos años sobre la necesidad de fortalecer la atención primaria, advirtiendo a los Estados de que sin una infraestructura sólida de la misma, todos los logros de la ciencia moderna y del ejercicio de la medicina podrían verse comprometidos. Durante la pandemia, el Relator ha reiterado que fortaleciendo la atención primaria, los sistemas sanitarios pueden mejorar su equidad, eficiencia y capacidad de respuesta.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) aprobó en diciembre de 2021 un Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria para 2022 y 2023. El Plan reconoce que “la Atención Primaria (AP) es un pilar fundamental para lograr el derecho a la protección de la salud de la población y es clave para el estado de bienestar, así como para garantizar una atención integral y equitativa”. “(…) Esta situación de pandemia, ha puesto de relieve las necesidades de fortalecer la Atención Primaria y ha aumentado el sentido de urgencia para priorizar la asignación de recursos económicos (…) para hacer frente a la crisis de salud y a la crisis social”.

Por su parte, el dictamen de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados de julio de 2020 recalcó la necesidad de garantizar una Atención Primara estable, firme y robusta.

Amnistía Internacional ya denunció en 2020, que la situación de debilidad con la que el Sistema Nacional de Salud había afrontado la pandemia encontraba su origen en una década perdida en términos de falta de financiación adecuada de nuestro sistema sanitario. Si bien entre 2009 y 2018 España incrementó su Producto Interior Bruto en un 8,6%, el gasto sanitario público se vio reducido de media en las CCAA en un 11,21% teniendo en cuenta la inflación. El nivel asistencial que más sufrió la falta de financiación fue la Atención Primaria, que perdió en este periodo un 13,10% de media en las Comunidades Autónomas.

En consecuencia, estas políticas han provocado un deterioro de la accesibilidad, asequibilidad y calidad de la asistencia sanitaria y han generado mucho sufrimiento, especialmente en las personas de rentas más bajas, y dentro de este grupo, en las personas con mayores necesidades de salud, las personas con enfermedades crónicas, las personas mayores, y las personas con enfermedades de salud mental, y dentro de ellas las mujeres, tal y como ha denunciado la organización en otros informes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.