Madrid
Madrid
0
Activistas AIM en acción #25ya.

Atención Primaria: pilar asistencial básico.

La Comunidad de Madrid presupuesta en atención primaria, para 2022, menos de la mitad de lo que recomienda la OMS, y es la CCAA que menos presupuesto invierte en este nivel asistencial.

La declaración de la Conferencia Mundial sobre Atención Primaria de Salud “Desde Alma-Ata hacia la cobertura sanitaria universal y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, firmada en octubre de 2018, afirmó:

“Estamos convencidos de que el fortalecimiento de la atención primaria de la salud es el enfoque más inclusivo, eficaz y efectivo para la mejora de la salud física y mental de las personas, así como su bienestar social, y que la atención primaria de la salud es la piedra angular de un sistema de salud sostenible para la cobertura sanitaria universal (CSU) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la salud.”

En España, la crisis económica de 2008, tuvo como respuesta unas medidas de austeridad y recortes que provocaron entre otros, el deterioro de la calidad y accesibilidad de la sanidad, así como la pérdida de la universalidad.

En la Comunidad de Madrid, la inversión sanitaria pública (gasto público y privado en conciertos) en la región pasó de 8.042,266 millones en el año 2009 a 7.415,729 millones en 2018, esto es una reducción del 7,79% de inversión pública y la inversión en atención primaria se redujo un 11,76% en el mismo periodo. Entre los niveles asistenciales, España, incluyendo la Comunidad de Madrid, han optado por reducir más el gasto en la atención primaria que en otros servicios, desoyendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que recomienda una inversión del 25%.

Si atendemos a los presupuestos para 2022, la Comunidad de Madrid, ha incrementado en 8,36% la inversión  sanitaria, con un total de 8.786.757.576 millones de euros. La partida de Atención Primaria con 944.209.25 millones de euros, ha supuesto también un incremento de un 8,83% más, que el presupuesto presentado en 2021.

Sin embargo, atendiendo al gasto real realizado en 2020, último año con información pública disponible, cuya inversión sanitaria fue de 10.077.293.595 millones de euros, un 14,7% más que lo presupuestado para este año 2022. Y el gasto real en Atención Primaria en el año 2020 fue de 1.074.526.461 millones de euros, un 12,12% más que la inversión presupuestada en Atención Primaria para este año 2022.

Así mismo, los presupuestos de 2022 de la Comunidad de Madrid,  fijan en 10,75% el porcentaje que destinará a la atención primaria con respecto al gasto sanitario,  siendo el porcentaje más bajo de todas las CC.AA sobre las que existe información pública, y muy alejado del 25% que recomienda la OMS.

La ratio de profesionales sanitarios (medicina y enfermería), en el mismo periodo (2009-2018), en la Comunidad de Madrid se redujo levemente: -0,01 pp en medicina y un -0,02 pp en enfermería. Si bien, la ratio de profesionales por 1000 habitantes, está muy por detrás de la mayoría de países de la U.E., de similar riqueza.

En consecuencia, Amnistía Internacional considera que en la Comunidad de Madrid el derecho fundamental a la salud debe ser garantizado desde los principios siguientes:

  1. Articular una adecuada estructura de salud pública, sustentada en la Atención Primaria,  que asegure la protección de la salud de las personas, la salud comunitaria y la seguridad sanitaria ante emergencias y nuevos riesgos; mediante políticas, programas y actuaciones, coordinadas entre los distintos agentes y con participación ciudadana, que tienen efecto sobre la salud individual y colectiva. Incluyendo la prevención de riesgos laborales y los planes de protección ante emergencias de todo tipo (pandemias).
  2. Habilitar y financiar una Atención sanitaria de calidad, universal, no discriminatoria y económicamente accesible, con una estructura basada en la atención primaria con una financiación del 25% del gasto sanitario. Estos servicios sanitarios, deberán, además promover reconocimiento, prevención y protección laboral del personal sanitario.
  3. Facilitar el acceso de la ciudadanía a condiciones determinantes de la salud, como condiciones medio ambientales, que no solo afectan a la salud de las personas, si no que pueden ser la causa de la aparición de futuros virus y pandemias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.