Madrid
Madrid

El 25 de noviembre se conmemora a nivel internacional la reclamación, la exigencia, la lucha, por la eliminación de la violencia contra las mujeres. Reflexionemos sobre lo que implica conmemorar este día en todo el mundo

Por María Sánchez Fernández. Coordinadora de la Comisión para la transversalización del Enfoque de Género en Amnistía Internacional-Madrid

El 25 de noviembre se conmemora a nivel internacional la reclamación, la exigencia, la lucha, por la eliminación de la violencia contra las mujeres. Reflexionemos sobre lo que implica conmemorar este día en todo el mundo, sobre la vulneración de los derechos de las mujeres en diferentes lugares en todo el mundo. La desigualdad entre sexos y la falta de equidad de género, se vislumbra en todas las sociedades, culturas y maneras de convivir en cualquier parte del mundo. Desde la Cañada Real hasta Afganistán, desde el caso de La Manada hasta el asesinato de Masha Amini.

Así de potentes son las estructuras sociales que nos oprimen, así de arraigado es el patriarcado. Incluso en aquellos países en los que los avances feministas han contribuido notablemente a la igualdad de derechos, persisten discriminaciones, y violencias hacia las mujeres. Pero además, siempre existe el riesgo de que todos los avances en derechos, pueden desaparecer, si no trabajamos cada día en defenderlos.

Y ¿Cómo podemos empujar en el avance, en el cambio necesario y definitivo? Nosotras mismas formamos parte del cambio. Todo empieza con pequeños actos, pequeñas revisiones. Lo primero es tomar conciencia. Te propongo que hagas una prueba: pregunta a tres mujeres y tres hombres de tu entorno, y compara las respuestas.

  • ¿alguna vez has sentido miedo estando en la calle o en cualquier espacio público?
  • ¿alguna vez por la calle te han hecho propuestas sexuales o se han dirigido a ti de un modo que te ha incomodado o que te ha hecho sentir miedo?
  • ¿alguna vez has sentido falta de reconocimiento o promoción en tu entorno laboral a pesar del correcto desempeño en tu trabajo?
  • ¿alguna vez tu entorno social te ha juzgado por tu relaciones afectivas y/o por tener o no descendencia?
  • ¿alguna vez has realizado alguna actividad sexual sin realmente tener ganas de sexo, por miedo o por complacencia?

Todas estas preguntas, y muchas más hacen mención a las múltiples violencias que sufrimos las mujeres. Violencia física, violencia verbal, violencia psicológica, violencia económica, violencia médica, violencia laboral, violencia reproductiva, violencia sexual…

Tomar conciencia de todas ellas es parte del cambio. El cambio es posible, pero necesita revisión, compromiso, y análisis de nuestro papel activo o pasivo en las violencias de nuestro entorno.

Con la conciencia ya activa ¿qué más puedes hacer? Infórmate del trabajo que hacemos por los derechos humanos de las mujeres en todo el mundo y ayuda a su denuncia, estos son algunos ejemplos:

Súmate a nuestras movilizaciones, apúntate a nuestro video forum y charlas. Sigue nuestra AGENDA de eventos

¿Te unes con Amnistía Internacional a nuestra lucha contra la grave violación de los derechos humanos de las mujeres? Vamos a ello, que hay tarea, pero también hay ganas. Recuerda que el mundo puede cambiar, pero no va a cambiar solo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.