Andalucía
Andalucía

Artículo de María Jesús Monedero en la edición de 14 de marzo de 2021 de Diario Córdoba

Hay meses que traen recuerdos. En marzo había fiestas culturales y fiestas de primavera en los centros educativos. Cuando yo era pequeña, cercano estaba el domingo de ramos, fecha tradicional para estrenar alguna prenda de vestir (cuando no se compraba de manera bulímica y no había tanta oferta). Desde marzo de 2020, este mes es la pandemia. Pero marzo, desde hace muchos años, no solo el día 8, va unido a las mujeres. Las actividades en torno a esta fecha fueron ampliando su espacio hasta abarcar todo el mes. En los últimos años las reivindicaciones se han ido ampliando y adquiriendo nueva fuerza.

En febrero, a través de La AAVV La Axerquía, participé en un Taller titulado ‘Impacto de Género en el Cambio Climático’. Y ¿por qué cuento todo esto? Porque esto, y muchas cosas más (Barrios X el Clima) son muestra de la interacción entre lo Local y lo Global. Cuando escribía que comprábamos, en la «prehistoria», ropa muy de vez en cuando, no olvido que, hoy en día, la industria textil tiene un impacto terrible en la destrucción de recursos, la contaminación, la desigualdad de género y la desigualdad global en las condiciones de trabajo. Por eso es importante la mirada amplia. Las formas de vida impactan en los derechos.

Y, en Amnistía, lo local, que es global. En España llevamos años trabajando por una atención a las víctimas de la violencia sexual. El lema #YoPidoCentro24H nos recuerda que el Convenio de Estambul establecía la necesidad de crear centros de atención de emergencia para estas víctimas. España cuenta con tan solo dos en todo su territorio. Y una vez más quiero mirar lejos, que es cerca. Porque la auténtica lucha feminista busca un cambio radical de la sociedad. Imprescindible recordar a las defensoras de la tierra y del medio ambiente. Imprescindible preocuparse por la lucha de las mujeres en Oriente Medio y Norte de África. Quiero detenerme hoy un poco aquí. En los últimos años, algunos países han experimentado tímidos avances legislativos e institucionales en los derechos de las mujeres. Pero los confinamientos de la covid-19 han tenido consecuencias desastrosas y han aumentado la violencia de género. Destaco, como ejemplo de situación estancada, que siguen los conocidos como ‘homicidios en nombre del honor’ en Irak, Irán, Jordania, Kuwait y las comunidades palestinas de Israel y Palestina,

En positivo: los nombres de dos liberaciones parciales y agridulces: Nazanin Zaghari-Ratcliffe y Loujain al Hathloul.

En nuestro recuerdo: en un mes de marzo, Berta Cáceres nació, en otro la mataron. Marielle Franco, fue asesinada, junto a Anderson Gomes, el 14 de marzo de 2018. Mujeres que son ejemplo de lucha y de reivindicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *