Madrid
Madrid

Desde sus inicios en 1956, el Festival de Eurovisión es conocido por ser el certamen promotor de la música pop. La audiencia de Eurovisión se ha estimado entre 100 y 600 millones de espectadores, retransmitido en todo el mundo, incluso en países que no participan en el festival.

Texto: Laura Casajús  (Equipo de Comunicación)

En la presente edición de Eurovisión se han presentado 43 países y solo 26 han conseguido llegar a la final, que tiene lugar hoy en el Altice Arena de Lisboa. Desde Amnistía Internacional Madrid celebramos este evento musical recordando cuatro canciones con mensajes reivindicativos, políticos y sociales, y, cómo no, a los Derechos Humanos. 

Derechos de las personas migrantes

‘Mercy’ – Madame Monsieur – Francia (2018)

Francia ha apostado en Eurovisión por una canción que cuenta la historia real de una bebé nigeriana que nació en un barco de refugiados del Mediterráneo. El nombre de esta niña es ‘Mercy’ (piedad en inglés), un juego de palabras entre inglés y francés. ‘Mercy’’ significa piedad en inglés y ‘Merci’ se traduce como gracias en francés con una pronunciación muy similar.

Este single se ha interpretado como una crítica a la política migratoria de Emmanuel Macron, presidente de Francia, ya que prevé endurecer la deportación de los indocumentados. Una de las frases más potentes de esta canción dice ‘soy todos esos niños que el mar se ha llevado’.

Mercy es también un homenaje a esas personas migrantes que arriesgan su vida por un futuro mejor. Que huyen de la guerra, del hambre, de la pobreza y que buscan vivir con dignidad en un lugar sin miedo, con libertad y derechos humanos.

Derechos del colectivo LGBTi

‘Together’ – Ryan O’Shaughnessy – Irlanda (2018)

Irlanda lleva este año a Eurovisión una canción que habla del amor libre entre dos personas del mismo sexo. En el videoclip que ha presentado Ryan O’Shaughnessy aparecen dos chicos bailando, paseando y, sobre todo, enamorados.

Se trata de una canción que quiere visibilizar el amor libre en el evento musical del año, donde  más de 100 millones de personas encienden la televisión para ver la gala. Es una oportunidad para que algunos países participantes como Rusia, que penaliza al colectivo LGBTi, reflexionen sobre sus políticas discriminatorias hacia estas personas.

‘Rise Like a Phoenix’ – Conchita Wurst – Austria (2014)

Wurst es conocida como la diva ‘mujer barbuda’, con gran voz y defensora de los derechos de las personas gays, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales. Se presentó en Eurovisión en 2014 y alcanzó el oro con la canción ‘Rise Like a Phoenix ‘.  La letra habla en primera persona de la superación y reivindicación identitaria frente a la intolerancia.

Tras recoger el trofeo en el escenario, Wurst pronunció unas palabras: “Esta noche está dedicada a todo el que cree en un futuro de paz y libertad. Ya sabéis quiénes sois”, indicó en inglés, antes de concluir con un conmovedor “Estamos unidos y somos imparables“, que ya es un himno entre el colectivo LGBTI.

Derechos civiles

‘Sì’ – Gigliola Cinquetti – Italia (1974)

Cinquetti era la segunda vez que participaba en Eurovisión. Ya lo había hecho antes con ‘Non ho l’eta’ en 1964. Esta vez llevó la canción ‘Sì’ y la Radiotelevisión Italiana (RAI) decidió prohibir la difusión de esta pieza por radio y televisión y no permitir la retransmisión del festival ante el temor de que esa canción fuese una invitación a apoyar la ley del divorcio que se votaba en referéndum aquellos días.

Finalmente el ‘sí’ ganó en ese referéndum a favor del derecho al divorcio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *