Madrid
Madrid
0
Alfredo Okenve, defensor de derechos humanos en Guinea Ecuatorial, hablando durante un coloquio sobre democracia

Los derechos humanos en Guinea Ecuatorial, en primera persona

En 2017 Alfredo Okenve fue detenido por primera vez en Guinea Ecuatorial. Hasta tres veces fue privado de libertad, siendo hasta torturado y abandonado en medio de la jungla. Y todo por defender los derechos humanos en la antigua colonia española, cuya población fue totalmente olvidada por España y sus gobernantes. La dictadura de su país le obligó a huir y a ser acogido por el programa de acogida de Amnistía Internacional España.

El pasado 7 de febrero nuestros compañeros Silvia y Joaquín, de los grupos locales de Alcobendas y Tres Cantos, asistieron al programa de radio ‘Olvida tu equipaje’ de la emisora Radio Utopía, en la zona norte de Madrid. En esta ocasión lo hicieron acompañados por Alfredo Okenve, defensor de los derechos humanos y miembro fundador del Centro de Estudios e Iniciativas para el Desarrollo de Guinea Ecuatorial (CEIDGE), una organización sin ánimo de lucro que desde hace más de 20 años persigue contribuir al desarrollo integral del país.

ESCUCHA AQUÍ LA ENTREVISTA

La visita de Alfredo Okenve fue una gran oportunidad para dar visibilidad a la situación de los derechos humanos en Guinea Ecuatorial, su país de origen. A lo largo de la entrevista, Alfredo hizo hincapié en la importancia de promocionar el desarrollo del país desde la ciudadanía, empoderando a la población, siendo esto uno de los principales objetivos de la CEIDGE desde sus inicios en 1997.  Así, la primera parte de la entrevista se dedicó esencialmente a realizar un breve análisis sobre la situación de Guinea Ecuatorial, su relación con España y la evolución del país desde que dejó de ser una colonia española y obtuvo la independencia. Alfredo menciona que, desde su independencia, los dos Presidentes de la república (Francisco Macías y su sobrino Teodoro Obiang) han dirigido el país manteniendo un régimen autoritario, que replica la ideología franquista ya establecida en los años en que Guinea Ecuatorial seguía siendo una colonia española.

Alfredo hizo mención a las situaciones de terror que se viven en el país, donde las violaciones de derechos humanos tales como torturas, las muertes arbitrarias o la coacción de la libertad de expresión están a la orden del día. “Guinea es una dictadura férrea, de los países más represores del mundo: nunca ha habido libertades”, señaló Okenve. Si bien el país cuenta con una constitución que ampara una serie de derechos, en la práctica esto no sucede. En este sentido, afirmó que “es el mismo gobierno quien ejerce la violencia sobre la población” y habla de una “cultura de represión” presente por todo el país. Además, añadió que en Guinea Ecuatorial se violan, casi en su totalidad, los derechos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. De esta manera, Alfredo denuncia la falta de visibilidad por parte de los medios de comunicación españoles de la situación de los derechos humanos en Guinea Ecuatorial, a pesar del vínculo histórico entre ambos Estados y de la abundante presencia de jóvenes españoles en el país africano. 

Guinea es una dictadura férrea, de los países más represores del mundo: nunca ha habido libertades

Otro de los aspectos que destaca Alfredo es la desigualdad en cuanto a distribución de la riqueza en el país. A pesar de los ingresos generados por la abundancia de recursos naturales de buena calidad y la producción de petróleo (Guinea Ecuatorial es actualmente el tercer productor de petroleo del África subsahariana), la población ecuatoguineana carece de ingresos suficientes para llevar un nivel de vida digno. Los niveles de corrupción en el gobierno, así como las relaciones del presidente con las diferentes empresas que emprenden obras públicas, hacen que la inversión social sea prácticamente nula y la riqueza se concentre en un núcleo de población muy cerrado.

Secuestrado y torturado

En cuanto a la parte más personal, Alfredo Okenve cuenta para el programa los numerosos obstáculos que se ha visto obligado a enfrentar por el simple hecho de defender los derechos humanos en su país. Alfredo ha sido privado de libertad en tres ocasiones. Uno de sus testimonios más impactantes es de cuando fue secuestrado por un grupo de desconocidos, enviados por el gobierno, que le agreden, le torturan y le abandonan en una zona de la selva, creyendo que habían acabado con él. Sin embargo, Alfredo es capaz de continuar y, tras ponerse en contacto con su familia, deciden que sea evacuado del país por motivos de seguridad. Es entonces cuando llega a España por primera vez y comienza su periodo de rehabilitación. Cuando comienza a encontrarse mejor, en febrero de 2019, Alfredo decide volver a su país. Pero es solo un mes después de su vuelta cuando es secuestrado por segunda vez. En esta ocasión, Alfredo menciona que su puesta en libertad fue posible gracias a los embajadores de Francia, Alemania y EEUU (presentes en el momento de su detención), pues son quienes inician la búsqueda hasta dar con él y ponerle a salvo. Tras varios meses, a pesar de encontrarse bajo arresto domiciliario, Alfredo decide regresar a España para poder continuar con su labor de defensa de los derechos humanos y mostrar en otros países la situación en Guinea Ecuatorial.  

Alfredo, actualmente, se encuentra protegido por el ‘Programa de Acogida de Personas en Riesgo’ de la sección española de Amnistía Internacional. En esta línea, Okenve destaca la importancia de sentir la presencia de organizaciones como Amnistía cuando vives en situación de vulnerabilidad, así como de la falta de información que existe en Guinea. “Al gobierno no interesa que se conozca la existencia de organizaciones de defensa de los derechos”. Según Alfredo, la falta de información y la manipulación por parte de los medios de comunicación hacen que sea prácticamente imposible la defensa de los derechos humanos desde dentro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code