Madrid
Madrid
0
Foto de Mercè Luz

«El arte puede explicar cosas que verbalmente no se pueden comunicar»

Mercè Luz, jurado del concurso fotográfico ‘Pon derechos al clima’, subraya la importancia de hablar sobre el cambio climático como un tema que va más allá de cargarse el planeta, “afecta a los derechos humanos, sobre todo a los más vulnerables”

Mercè Luz viene del mundo de las bellas artes –estudió esta carrera en la Universidad de Barcelona, donde además se doctoró-, y asegura que la fotografía, muy relacionada, siempre le ha gustado muchísimo. Actualmente estudia Arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid y es la responsable del Departamento de Cultura y Ocio de la Fundación ONCE. 

Cuando le ofrecieron la oportunidad de participar no lo dudó. “Soy socia de Amnistía Internacional desde hace varios años y cuando me lo propusisteis me encantó la idea”, explica. Hablamos con Mercè sobre su experiencia como jurado y la importancia de hablar sobre el cambio climático, que es un tema que va más allá de cargarse el planeta, “afecta a los derechos humanos, sobre todo a los más vulnerables”. 

¿Cómo ha sido tu experiencia como jurado?

Ha sido verdaderamente complicada, porque el nivel era muy alto y elegir una única foto ganadora, entre varias que te han impactado, es difícil. 

El cambio climático, los derechos al clima, es un tema muy complejo de representar. A veces vas buscando esos estereotipos, pero yo en este caso he buscado la parte estética, esa parte de belleza en las fotografías que se han presentado. Todas las personas que se han presentado, de forma explícita o implícita, han representado el cambio climático, pero algunas lo han hecho además con una gran belleza. Mi valoración ha ido por ahí. Como dicen, una imagen vale más que mil palabras. 

¿Y qué te ha parecido la temática?

El cambio climático es un tema que me preocupa, y es importante porque si no cuidamos nuestro planeta, como estamos vinculados a él, no nos cuidamos a nosotros mismos. Me parece un tema importantísimo y a veces se nos olvida, como que no va con nosotros. 

¿Qué esperabas encontrar? 

He sido jurado en otras ocasiones desde el departamento de cultura de la fundación ONCE, el cual llevo. Pensaba que se iba a presentar la temática de una manera más implícita, que no estuviera tan evidente. He intentado buscar el aspecto sutil. Es decir, un árbol destrozado y sin hojas me interesa menos, es muy evidente. Así que he buscado algo más que representar la temática tal cual es, y me he encontrado cosas muy interesantes, que son las que más he valorado. 

En ese sentido, ¿has valorado más el mensaje que la técnica? 

La técnica es importante y el mensaje también, pero a veces prima más el mensaje que esa técnica. Disparar cualquier cosa que te vas encontrando en un entorno es muy sencillo, pero cómo lo encuadras, cómo lo ves… expresar algo, no lo es tanto. Por ejemplo, una de las fotografías que más me gustó era una donde había una alambrada y en ella aparecía una gotita de agua, y en esa gotita se reflejaba un árbol. Esa imagen me pareció de una belleza y una sutileza increíble, explicaba el tema, pero no de forma evidente. Veías una foto muy bella, eso es lo que yo buscaba y también encontré. 

Que conste que me encantan las que han ganado, eran de mis preferidas. Pero había fotos muy evidentes, la contaminación en estado puro es muy evidente. Buscaba algo más oculto. Buscaba que se mostrara una belleza y que al mismo tiempo reflejara una problemática, y en ese sentido las fotos metafóricas me han gustado mucho.  

¿En qué medida los concursos como este son importantes?

El arte es un buen comunicador. Lo he visto en el puesto que he ocupado dentro de la Fundación ONCE, porque el arte sirve para explicar lo que cualquier entidad hace. Ayuda a contar por qué, los objetivos, lo que es una entidad. Es un buen medio de sensibilización hacia la población, y el arte es un buen medio y un gran vehículo. 

El arte puede explicar cosas que verbalmente no se pueden explicar, y al revés. Hay cosas que necesitan una obra literaria, una representación teatral, contar aquello que no podemos contar de otra manera. El arte lo permite todo. 

Y, ¿qué retos supone para los que se presentan? 

Siempre que te presentas a un concurso es complicado. Tu punto de vista no siempre coincide con lo que el otro que tiene que votar espera. Pero la persona que crea, que está detrás de la cámara, tiene que seguir sus propios convencimientos y principios. Debe ser uno mismo. 

Porque tu visión es única, hagas lo que hagas serás siempre la persona que está detrás, tienes unas vivencias, una formación… lo que representas siempre es un poco autobiográfico.

¿Qué dirías a las personas que se han presentado y no han clasificado? 

Que si alguien cree en lo que hace, llegará el momento. No porque decidamos cuatro personas cuál es la ganadora, eso debe ser lo mejor. Somos subjetivos, votamos en función de nuestros gustos y conocimientos, es algo personal. No quiere decir que las que no han pasado el filtro no sean buenas fotos, porque para este jurado no, pero tal vez para otro sí lo sean. 

Con lo cual, les diría que sigan siendo fieles a sus creencias y a lo que piensan, y que sigan adelante. Es tan sutil la línea entre qué es bueno y qué es malo a la hora de valorar una pieza artística, que no se pueden parar. Ánimo a la gente a que siga haciendo fotos y arte. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code