Madrid
Madrid
0
Río Magdalena dio con una barca de pescadores.

Organizaciones colombianas defensoras de los derechos humanos y la tierra necesitan tu apoyo

Amnistía Internacional Madrid apoyamos la causa de derechos humanos y de la tierra de las organizaciones colombianas FEDEPESAN y CREDHOS, frente a las amenazas de organizaciones armadas
Ayúdanos a apoyar su causa, enviando carta al ministro del Interior colombiano y mensaje X. ¡Actúa!

La Federación de Pescadores Artesanales Ambientalistas y Turísticos del Departamento de Santander FEDEPESAN desarrolla su labor en la ciénaga San Silvestre, en las inmediaciones de Barrancabermeja. Ha denunciado la contaminación del agua por parte de empresas regionales y la presencia de organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de drogas y la trata de seres humanos. En este contexto, la presidenta de FEDEPESAN, Yuli Velázquez, ha sufrido numerosas formas de violencia documentadas por Amnistía Internacional, entre ellas una amenaza en noviembre de 2020, impactos de bala en su casa en enero de 2021, intimidaciones durante actividades de protesta en agosto de 2021, un ataque con arma de fuego en mayo de 2022 y otro ataque en julio de 2022 (que causó heridas a un escolta de su programa de protección). 

Amnistía Internacional en febrero de 2021, emitió una Acción Urgente tras las graves amenazas lanzadas por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra el vicepresidente de FEDEPESAN. Amnistía Internacional ha documentado deficiencias en el funcionamiento del programa de protección que ofrece el Estado a través de la Unidad Nacional de Protección (UNP) a Yuli Velázquez, debido a su alto nivel de riesgo.

La Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos CREDHOS, también con sede en Barrancabermeja, se fundó en 1987 y cuenta con el respaldo de Amnistía Internacional desde hace varios años. En el año 2000, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) decretó medidas cautelares para CREDHOS debido a amenazas de grupos paramilitares. En 2016, la Unidad para las Víctimas del gobierno colombiano reconoció a CREDHOS como sujeto de reparación colectiva por haber sufrido, como colectivo, graves violaciones de derechos humanos en el contexto del conflicto armado.

Amnistía Internacional ha constatado que, en los últimos años, han persistido las amenazas y la victimización de personas pertenecientes a CREDHOS como colectivo, vista la presencia de organizaciones armadas en el territorio en el que opera. En abril de 2021 Amnistía Internacional publicó ya una Acción Urgente en la que pedía protección para CREDHOS debido a las graves amenazas que habían recibido sus miembros entonces. La protección que ofrece actualmente el Estado es insuficiente para el nivel de amenaza colectiva al que viene enfrentándose CREDHOS en los últimos años.

El Magdalena Medio es un extenso valle situado entre las cordilleras colombianas y atravesado por el río principal de Colombia, el Magdalena. El petróleo es una de las principales fuentes de actividad económica de la región, ya que la mayor refinería del país opera en la ciudad de Barrancabermeja, Santander, en el núcleo del Magdalena Medio. La zona también cuenta con industria agroalimentaria, minería y ganadería, entre otras actividades económicas. Debido a su ubicación y a la abundancia de recursos valiosos como el petróleo y el agua, la región se considera estratégica y ha sido objeto de continuas controversias entre el Estado y los grupos armados presentes en el país. El Magdalena Medio también ha sido escenario de procesos sostenidos de movilización popular y trabajo de incidencia en materia de derechos humanos durante décadas. 

La combinación de movimientos sindicales, feministas, populares y de defensa de los derechos humanos ha creado situaciones de afirmación y resistencia particularmente intensas. Este hecho, sumado a las disputas por el control territorial, político y económico de la región a manos de grupos de interés y facciones armadas, ha propiciado un caldo de cultivo para la violencia contra defensores y defensoras de derechos humanos que perdura desde la década de 1980 como mínimo. En 2023 se registraron en el Magdalena Medio cifras alarmantes de violencia contra la población civil, especialmente homicidios, en un contexto de reorganización de al menos cuatro grupos armados presentes en la región.

Descarga y envía esta carta, al ministro del interior colombiano. Te rogamos, en caso de tener respuesta, nos lo comuniques a info@es.amnesty.org

Envía este mensaje por X:

.velascoluisf proteja a activistas #DdHHh de de Federación Pescadores Artesanales Ambientalistas y Turísticos Departamento Santander #FEDEPESAN y de Corporación Regional para la Defensa de los DDHH #CREDHOS BarrancaBermeja amenazadas por grupos armados @AmnistiaInternacional le ha documentado el riesgo ¡Actúe ya!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *